Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Con tortas y a lo loco

    Me eligieron libremente… Y he llevado las riendas lo mejor que he podido. Todo es mejorable, por supuesto. Lo mío, lo del otro y lo de aquél. Todos cometemos fallos o caemos en la ambigüedad o en contradicciones. Pero no solo yo. Algunos más incluso.

    Sin embargo, el que maneja el timón se puede llevar la peor parte. He asumido mis compromisos y he dado la cara en cualquier momento. Unos me han aclamado y otros abuchean. Normal. Siempre intenté llevar a efecto nuestras convicciones con mayor o menor fortuna.

    Con tortas y a lo loco

    Nunca es fácil. El sendero tiene obstáculos, trampas, arenas movedizas… Saltas, esquivas, pones el pie con cuidado o tienes algunos resbalones. Subes cuestas empinadas y tratas de allanar el camino. A veces te toca bailar con la más fea, aunque intentas sostener el tipo como puedes.

    Defiendes un “no”, un “sí” o un “ya veremos”, según las circunstancias. Aciertas en ocasiones. También fracasas. Los adversarios acechan con sus fauces… Duermes con tu enemigo sin darte cuenta o dándote, y recibes besos, abrazos u ofensas por la espalda. Y puntapiés de aquellos-as que tanto te quieren aparentemente.

    Con tortas y a lo loco

    Los salvadores pretender enderezar el rumbo por el procedimiento de “¡Todo el mundo el suelo!”, pero la “autoridad competente” lo tuerce más aún y sin posibilidades claras de enderezarlo con dignidad. Así que, como si hubiera sido un intruso, dejo la secretaría, sigo siendo diputado y me reservo otras acciones.

    Quizá no sea bueno empecinarse… Tampoco lo es rendirse, mirar al pasado y ejercer la función de un ridículo felpudo ante los demás.

    Pinchen estos enlaces de cine 

    https://youtu.be/WaPy7c7T0bs   https://youtu.be/8_Hh8ucomZg 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook