Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Deshaciendo agravios

    Escudero y amigo Sancho... No sé si nuestro inmortal autor don Miguel vino al mundo en Alcalá de Henares o en Xixona, o si la historia más grande jamás contada se escribió originalmente en castellano  o en catalán, como dice un libro. La cuestión es que "En un lugar de cualquier parte, cuyo nombre ignoro, vivía un famoso e ingenioso hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor"... 

    Yo, Alonso Quijano, don Quijote, he enloquecido leyendo volúmenes de caballerías y creo ser un caballero medieval. Soy generoso e idealista y busco deshacer agravios. Ayudar a los desfavorecios y desventurados por las penas que imponen los poderosos personajes. 

    Veo un castillo financiero en lugar de una fonda. Arremeto contra él y contra los molinos de viento, unos gigantes que golpean y recortan con sus zarpas al débil. Ataco a los truhanes y estimulo a los rebaños de ovejas para que planten cara a sus insolentes pastores. 

    Con la ayuda de mi fiel Sancho Panza, reprimo a los energúmenos que azotan a los indefensos. Ahora estoy encerrado en una jaula. Pero espero ser nuevamente, amigo Sancho, el caballero andante de la rebelde figura. Prometo que a cambio de tu altruista apoyo lograré que ocupes el cargo de gobernador. 

    Duerno y sueño que demuestras tu inteligencia en el noble arte de gobernar con tu toque pacífico y de sencillez. Arte ruin frecuentemente. Y no me olvido de mi amor platónico por Dulcinea, una moza en paro que intentaré que consiga el puesto de vicegobernadora...

    ¿Podemos cambiar el mundo? ¿El mundo nos cambia a nosotros? ¿Qué es lo más cuerdo o lo menos loco? ¿Españolizar España? ¿Españolizar Cataluña? ¿Catalanizar España?... Yo, mi buen escudero, seguiré con mi lanza en ristre. Deshaciendo agravios, sandeces y trivialidades. Como siempre.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook