Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 02
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Gendarmes de la Troika

    Los poderes financieros, amparados por el Eurogrupo, se sienten los jefes del terror económico que tanto daña a buena parte de la ciudadanía. Esto es “cumplir las normas”, según Rajoy y el resto de la familia Monster. La economía sale del bache en nuestro país hasta cierto punto. Pero no un amplio sector de las clases populares. Ni se espera con la dirección tomada. Precariedad crónica, en mayor o menor dosis y deliberadamente, es la regla de oro de esta salida de la crisis.  

    La democracia no les sirve. Es peligrosa. Y no les vale otro resultado que no sea obtener el triunfo. Gane quien fuere, deben ganar ellos. Las zancadillas, los obstáculos en el camino, amplificar o distorsionar los posibles errores y poner palos en las ruedas a cualquier precio componen la fórmula magistral que los más cerriles emplean y pretenden seguir empleando contra los ayuntamientos y comunidades que ya no manejan a su antojo.

    La Eurozona quiere doblegar al Gobierno de Tsipras y asfixiar más aún a la población helena. De paso, desprestigiar cualquier idea de cambio político, frente a los desmanes, y hacer campaña a favor de la derecha extrema del PP ante las próximas elecciones. Ya saben. Rajoy o el caos.

    No es cosa de la presunta incompetencia del primer ministro griego, que ha perseguido la renegociación del pago de la deuda con Varufakis. Es la incansable ferocidad de los garfios del BCE, de la Comisión Europea, con Merkel en la cabeza del cartel y Rajoy poniendo la alfombra, y del FMI. Sólo les obsesiona hacer jaque mate en el tablero y tumbar a Syriza. Tener peones dóciles, fácilmente plegados a los intereses de estas instituciones, y que la tragedia griega, patrocinada por los siniestros gendarmes de la Troika, continúe su curso.

    Gendarmes de la Troika

    Si no se crece de nuevo ni se facilita el pago de la deuda no se puede ir a ningún lado. A pesar de las cesiones griegas, las afiladas mandíbulas piden más. Más deterioro de las condiciones de vida de la clase trabajadora, en suma. Los abusos del capital financiero son insaciables. No importa corregir la tremenda evasión fiscal, luchar contra la corrupción, ni implantar otras políticas más justas. Los acreedores mandan y condenan al desastre a los ciudadanos.

    Tras la II Guerra Mundial y después de que los vencedores esgrimieran el objetivo de impedir a Alemania su recuperación para que no volviera a ser una amenaza, se le perdonó la mitad de su deuda pública y se le facilitó el pago de la deuda restante en función del crecimiento de la economía alemana. Hoy, sin embargo, lidera las bombas recibidas por los más débiles.  

    En este desorden establecido, ¿cuál es el papel de la izquierda?  Una respuesta la enarbolan los socialistas franceses alejándose día a día de la socialdemocracia. “Mi enemigo es el mundo de las finanzas”, dijo el presidente Hollande en 2012. La conclusión es que el Ejecutivo francés se hunde por dar la espalda a la gente. Por renunciar a otras opciones. ¿No existen alternativas realistas?

    Pues nada. Que siga gobernando el poder absoluto de los banqueros y agachen ustedes las orejas. ¡Menuda UE! Desequilibrada, con países de primera división, segunda y tercera, y donde gobierna la ley del más fuerte o del revólver económico. Veremos qué ocurre en Grecia… Si resiste el envite saldrá reforzada.

    Pinchen este enlace de cine   https://youtu.be/tvgHRZTz1o4  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook