Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 09
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Honrados bandoleros

    El bandolero romántico Sancho Gracia toma la autopista hacia el cielo. No es difícil recordar que Curro Jiménez se echó al monte para hacer de las suyas con su sentido justo y bondadoso. Fue cocinero antes que fraile. Pierde su trabajo de barquero y después batalla contra los abusos. 

    Las tropelías, a propósito, siempre las ha cuestionado el comediante y comediógrafo Dario Fo con una acidez que satiriza el poder político, el capital salvaje, la mafia y la Iglesia. En su obra Aquí no paga nadie se sublevan los clientes ante las injusticias y el alza de precios. Todo el mundo roba los productos... 

    Las mujeres se rebelan y, simulando embarazos, los introducen dentro de la ropa. Algo similar ha ocurrido en dos supermercados con carritos de la compra en dirección a un banco de alimentos. No se trata de aplaudir, pero la ley de la selva y las peores barbaridades vienen de los que conducen a la ciudadanía y a los más débiles a una situación límite que crece. 

    ¿Es delito ocupar una finca propiedad de Defensa con el fin de reclamar la cesión de terrenos a los agricultores que pasan hambre? Mayor inmoralidad es suprimir el oxigeno a los ciudadanos o apuntar al "top manta" y a los inmigrantes sin papeles como si fueran el enemigo público número 1. 

    Sin embargo, sí parece muy pulcro, por mucho que no lo sea, el libre albedrío de los poderosos frente a la progresiva fragilidad de la clase trabajadora. Fo estrenó su comedia en 1974, un periodo de agitación social y sindical, de crisis económica, aunque el texto llegó a nosotros en 1983. El parecido con el aquí y ahora salta a la vista. Y la cosa, por lo visto, no ha hecho nada más que comenzar. Así el asunto, aquí no va a pagar nadie porque nadie va a poder pagar un céntimo. Hasta siempre, Sancho.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook