Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 07
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Incendiaria carnavalada

    El carnaval político funciona todo el año. Pero ahora aumenta el uso de la máscara y del disfraz entre los responsables de la cosa. Manda don Carnal con su inclinación hacia la farsa, una mentira que suele servir muy bien a la verdad. Los políticos no dejan de disfrazarse nunca y menos aún en los días carnavalescos. Vean, vean...

    El jefe de la tribu gobernante se viste de bombero para sofocar las llamas producidas por unos papeles acusadores. Echa cubos de agua, sopla y domina el enroque a la perfección. El extesorero del grupo se disfraza de cardenal y se lava las manos. No ha repartido sobres sorpresa a sus compañeros, rechaza las "burdas manipulaciones", no tiene dinero en Suiza y no forma parte de ninguna trama. Realiza ejercicios espirituales en su chabola de un millón de euros situada en Baqueira.

    La secretaria general exhibe el hacha de guerra, con ropas de india, y hace el indio delante de los micrófonos. La vicepresidenta gubernamental lleva un traje de luces fundidas y torea al bicho de la conspiración con un mantel azul lleno de manchas. Elogia la higiene absoluta del señor presidente, gracias al célebre desodorante made in Génova, y sale a hombros por la puerta de atrás. La ministra de las tijeras sanitarias se coloca una nariz de payaso y juega con globos. La expresidenta de Madrid exige regeneración vestida de princesa pirata...

    El líder de la oposición se pone los atuendos de Popeye. Toma botes de espinacas y pide que dimita el bombero del Ejecutivo. Entra en escena El Zorro misterioso subido en una bici. Reclama justicia y elecciones anticipadas en el caso de que se confirme la veracidad de los ardientes papeles. 

    El duque empalmado e indefenso, sin ánimo de lucro, pide la nulidad de las actuaciones, cuenta billetes y no paga la fianza. El personal, mientras, airea disfraces de bufón del reino o de vaca, oportuna vestimenta para que los listos ordeñen a fondo. Los gángsters transitan con la cara medio cubierta en el incendiario carnaval de la crisis...

    ¡Ah! Y una angelical señora de Alemanía nos obsequia una dulce manzana con veneno económico. Como pueden ver, un hernoso carnaval, carnaval. A él se apunta el patrón de patronos con un disfraz de chucho que ladra y ladra. No precisamente apuntando a los de su especie. Por supuesrto.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook