Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 27
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Inmovilizaciones continuas y masivas

    No me moverán de aquí. De aquí no me muevo. No soy el único. Se van sumando personas y cada vez somos más. Tiene un efecto contagioso. Llega el virus serio de la protesta y se mete por todas las rendijas. Hace su tarea y todo el mundo termina contagiado. De eso se trata precisamente. De que haya un contagio masivo para que las quejas funcionen y consigan determinados propósitos imprescindibles.

    Por eso no me moverán de aquí. De aquí no me muevo. Y que vayan uniéndose a esta inmovilización colectiva. Sostenidamente. No, no es cuestión de movilizarse sino de inmovilizarse. De estar quieto en la vía pública durante horas. No soy el único. Ya somos muchos. Muchísimos. Todos los días a la misma hora. A ver qué pasa...  

    Unos 50.000 individuos invaden la calle al mismo tiempo, en el mismo lugar. ¡Pasen al fondo, que hay sitio! Espacio para todos. Que no sobra nadie. No es preciso que griten ustedes. No es necesario soplar pitos para tocarles el pito a algunos. No hace falta que lleven carteles ni que se exhiban al viento emblemas de una u otra índole. No rompan nada, por favor. Permanezcan en silencio, a ser posible, y aguanten estoicamente sin doblar las rodillas.  

    Mañana repetiremos la jugada. Pasado mañana... Veremos hasta cuándo. No falten a la ineludible cita. Tienen una aquí. Cada tarde. De momento. Llegan y llegan más. Unas 200.000 mil personas inundan la calle pacíficamente. Medio millón... ¡Millones de sujetos hacen la misma maniobra en todas partes! En esta ciudad, en la otra. En este país. En todos los países. 

    Todos los días a la misma hora. Un contagio masivo y en paz, pero con él fuerte ánimo de que las quejas funcionen y consigan determinados propósitos imprescindibles. Por eso no nos moverán de aquí. Mañana volveremos. Hasta que sea necesario.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook