Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 13
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Llega San Valentín

    Brilla la luz y nunca oscurece. Suena la música sin pausa. Miras por la ventana y el día lo ves espléndido. Los vecinos sonríen, saludan… Los árboles se abrazan y los pájaros cantan brillantes melodías. Danzan los edificios al compás de las notas musicales de los coches. Los viandantes lo celebran y bailan también. 

    Los guardias reparten golosinas a los transeúntes, sean chicos o grandes, y los ancianos arrinconan sus bastones. El toro se vuelve a enamorar de la luna, que no está pálida, y el bicho interpreta una serenata con un violín. Perros y gatos estrechan las patas, fuman el cigarrillo electrónico de la paz y se obsequian la medalla del amor, ya que hoy se quieren más que ayer, pero menos que mañana.

    Las parejas se adoran. Se regalan flores, bombones y besos de película. En el bus, los viajeros intercambian palabras, no usan móviles y toman rosquillas por cortesía de la casa. El conductor silba durante el trayecto. Los políticos parecen mucho mejores  de lo que realmente son y la tele nos embriaga con sus buenas noticias.

    Las nubes adoptan caprichosas maneras. Caen unas gotas de agua dulce y la gente canta bajo la lluvia. Y sin paraguas. No cabe duda. Llega San Valentín con su varita mágica y todo se transforma. Triunfan los lazos del amor y lanzamos besazos por todos los rincones… El día después ya veremos. Ya veremos el día después

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook