Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 05
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los santos patrones

    La niña se pone su mantilla y la peineta otra vez. Flagela las espaldas del vecino con el látigo, evocando aquello de "Quien bien te quiere, te hará llorar". La cofradia mariana impone sacrificios inadmisibles en señal de penitencia para que los pasos y el desfile procesional funcionen con el fin de que alcancemos algún día la gloria tras llevar la cruz de la crisis a cuestas.

    Los fieles, o incluso los infieles, debemos hacer piña en torno a nuestros santos patrones con absoluta hermandad. Tenemos que rendirnos y adorar al Santísimo Sacramento de los ajustes, que sólo beneficia a quienes lo imponen en aras del interés colectivo. 

    El órgano de Gobierno lo encabeza nuestro gran hermano mayor. El señor presidente de la cosa. Los costaleros besan el libro de reglas y el evangelio del caciquismo más soez. Juran fidelidad infinita, con la plena condición de lacayos, a los principios fundamentales de este movimiento para salir de la crisis mucho peor que cuando entramos en el túnel.

    La teniente o la vicepresidenta, la mano derecha, ni que decir tiene, de nuestro gran hermano, controla la administración, el culto a los recortes y las sagradas reformas. Los nazarenos populares, revestidos con el habito y un capirote, ruegan a los divinos mercados y a las autoridades económicas y ecuménicas. 

    La liturgia cirial y el incienso llevan las lúgubres notas musicales del grupo de cornetas y tambores de la siniestra cofradía. Y los alegres ciudadanos portan las andas sobre su cerviz o sus hombros con resignación cristiana ante las cerriles decisiones de los catequistas políticos y financieros más reaccionarios. 

    A por los seis millones de desempleados con estas medidas valientes que tendrán continuidad en los próximos presupuestos. Asfixiar a la población y condenarla al más rotundo de los fracasos no es un capricho, sino una necesidad. La responsabilidad, la credibilidad, la seriedad y la solvencia obligan precisamente a eso.

    Algunos currarán algún día. En condiciones ínfimas y sin rechistar. Los compromisos pactados con la UE (Unión Europena) mandan. Las armas de destrucción masiva están en marcha con una involución democrática que exige respuestas. La hoja de ruta de la cofradía mariana sigue su rumbo. Y nuestro gran hermano mayor pretende continuar esta demoledora regresión con su vara de oro. Santos inocentes... y santos patrones.   

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook