Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 25
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Milagros turísticos

    Imaginen una aldea extraviada en algún rincón de la geografía. Sobreviviendo a duras penas gracias al campo y a las vacas del pueblo que no se han "escapao". ¡Riau, riau! Unas huertas que dan ensaladas, tubérculos al alioli... Unos árboles, en los que crecen naranjas o pomelos en tetra-brick, y unas vaquitas que ríen y dan quesitos en porciones y leche en polvo o esterilizada. De vez en cuando aparece algún turista para fotografiar el campanario de la iglesia, que no tiene pilas, las boinas de los habitantes o la fachada del consistorio, simple escenografía porque ni siquiera hay alcalde. Los vecinos tienen un balneario que ya no es el que era. Las aguas de entonces lo curaban todo.  

    Las solteras crónicas se metían en el caldo y salían sin reuma, casadas y con gemelos.... Actualmente esto no funciona así. Antes se mojaba uno con un pobre bañador y salía del agua vestido de marqués. De todas formas, los problemas tienen solución. Basta un milagrito para arreglarlos. O se inventa si hace falta con tal de atraer al turismo y a los devotos. Sólo es cuestión de que los espabilados más notables se pongan de acuerdo para organizar una de esas "apariciones marianas". Y que prosperen los intereses económicos en beneficio de ciertas carteras o de los pobladores de la muy noble villa, cuyo nombramiento como pueblecito de Interés Turístico-Milagrero Nacional podría ser una vicoca. Amén.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook