Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 26
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Operación Debate

    Sube el presidente a la tribuna de oradores con el guión en la mano. El resto de formaciones políticas se dispone a escuchar. De entrada, más de uno bosteza. El jefe del Gobierno lanza su proclama con vehemencia para tener más razón aunque no la tenga, y sus compañeros de escaños aplauden cuando toca.

    La Operación Debate tiene un presumido individuo que se da besos, interpreta la farsa y aparenta creerse su brillante personaje. El de sacar a la población de la crisis situándola al borde del abismo. O directamente en él. Menos mal que, con el ánimo de redondear la comedia, ahí está el spot publicitario de la “tarifa plana”. Lo de 100 euros de cotización a la Seguridad Social con los nuevos contratos indefinidos.

    Hace oposición a la oposición, alardea de las cifras positivas de los mercados… Y las personas celebran su precariedad con ajo y agua. Los efectos de la recesión y las consecuencias de los recortes son contundentes por todas partes. Pero los sacrificios tienen premio. Un terrón amargo de azúcar como mucho, y tan felices sin comer perdices. Ni se las espera con esta ruta.   

    No decae el presidente en el discurso de carnaval que lleva escrito. Disfrazado de pregonero mayor, lo dice claramente y con maquillaje. El estado de la nación, bien, gracias. Como afirma el “apocalíptico” líder de la oposición, con el pretexto de la crisis “están haciendo lo que siempre quisieron hacer y nunca se atrevieron a realizar”. Sí se puede.

    Este partido, según el jefe, lo vamos a ganar aunque la ciudadanía vaya perdiendo por goleada. Así, los indicios de recuperación son una evidencia. La economía real, pese a la mejoría financiera, no puede alzarse muy alto con estas alas de nulos vuelos. Por si fuera poco, la corrupción avanza tranquilamente. La ideología de estos sujetos se afianza en educación, sanidad… En cuestiones laborales, políticas y sociales, en suma.

    El máximo responsable del Ejecutivo, en el escenario del Congreso, defiende las polémicas reformas y las tijeras, y el resto del reparto ovaciona al primer comediante de la compañía popular. La desconfianza ciudadana hacia las instituciones o la política, sin embargo, continúa latente. Las élites triunfan y las multinacionales, con permiso de la legalidad incompetente, evitan pagar impuestos.

    Es decir, hacen falta otras respuestas ante los problemas que se acumulan. Servicios públicos eficaces, empleo de calidad, investigación, innovación y desarrollo como modelo productivo… Es decir, con unos o con otros, se necesitan distintas estrategias que pongan las vías de solución que la sociedad exige para una verdadera salida social de la crisis.

    Y no este tipo de ajustes consistentes en botes de humo y pelotas de goma contra los ciudadanos, bajo el patrocinio del pregonero mayor, quien cotorrea en esta Operación Debate donde su comparsa carnavalesca ríe y la desatendida población gime, grita o llora.  La campaña electoral arranca.       

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook