Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Palomicidio, sobrepoblación y redadas

    La sobrepoblación hay que eliminarla. No se puede aguantar ningún exceso que haga insostenible el funcionamiento social. Existen muchas palomas. Se las captura, las arbitrarias normas dictan sentencia y ya está. A servir de gachas a los halcones de los aeropuertos y otras aves de cetrería. No ocurre en otras ciudades donde siguen muy vivas y aleteando como ingrediente natural y turístico del paisaje. Si es necesaria la mejora de algunos aspectos acerca de este asunto, se hace civilizadamente. Esta actitud define a quienes ordenan, ordeñan y mandan. Y a los que les vitorean.  

    Ya puestos a hablar de sobrepoblación, elimínense a todos aquellos que sobran. Gustosamente lo harían los poderosos. Lo han hecho a lo largo de la historia de una forma u otra. Háganse redadas contra los parados, láncenlos por la borda y se arregla el desempleo rápidamente. Contra los pensionistas para ahorrar gastos superfluos. Elimínense a los jóvenes sin presente y sin futuro. Un problema menos. Quiten de ahí a los enfermitos y a los trabajadores que sobren de uno u otro sector, según la caprichosa voluntad de los mandamases, e introdúzcanlos en confortables cámaras de gas para que aspiren el aroma salvaje de los depredadores de lujo.   

    Erradiquen a los inmigrantes sin papeles y sin tarjeta sanitaria, que no sirven y molestan horrores, y hagan con ellos albóndigas para enviarlas caritativamente al Tercer Mundo. Los ciudadanos que tengan la osadía de mover la lengua, más recortes. La exclusión, en definitiva, es el proyecto modernizador que pregonan. Esto es asumir con firmeza las contrariedades de una crisis de la que saldremos reforzados. Disculpen. Saldrán más robustecidos los responsables de ella y los que administran la recesión a su antojo.

    ¿Redadas contra las palomas? Mejor contra ese tipo de ejemplares que estrangula y ha estrangulado tradicionalmente a la población. Que tenemos el gusto de sostener con nuestra directa o indirecta complicidad.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook