Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Planes R

    Rajoy, tras cerrar a toda prisa el aforamiento de Juan Carlos I para que esté mejor protegido, cree en la inocencia de la Infanta y en la inculpabilidad de sus compañeros de Baleares y Valencia. El presidente anuncia su batalla con su noble afán de lucha contra la corrupción y de contribuir a la mejora de la calidad democrática.

    Dios bendiga al partido de las imaginarias corruptelas, por sus amplios desvelos a favor de la clase trabajadora, y de la presunta caja B, nutrida por donativos de sujetos relacionados con entidades beneficiarias de importantes adjudicaciones públicas. Hay más.

    El vicepresidente de Organización del PP, Carlos Floriano, pregona que el Ejecutivo ha hecho ya lo urgente. “Ahora va a hacer lo importante” con la reforma fiscal. Es el momento, claro que sí, de recompensar los sacrificios realizados por los españoles ante la crisis. Muchísimas gracias por la intención de mejorar la economía de las familias, ya que, a partir de 2015, la población tendrá más dinero en los bolsillos.

    El “carácter social” de esta reforma es indiscutible. Bajarán los impuestos, después de haberlos subido, y se crearán puestos de trabajo. Como ven, la equidad es el gran objetivo del sistema tributario. Miguitas para las rentas más bajas y pan recién horneado para las más altas. Todo un obsequio de Montoro y Rajoy al dejar la cosa más o menos como estaba cuando llegaron al poder.

    Unas gotas electorales de árnica que pretenden anestesiar a la golpeada ciudadanía por todos los lados. Naturalmente, el fraude de las grandes fortunas seguirá su curso porque no existen medios suficientes, ni falta que hacen, para atajarlo, según los inspectores de Hacienda. En fin. No es preciso tener una bola de cristal para decirles que no aumentará el consumo en general. Que la desigualdad continuará campeando a su manera y que no se notará claramente la creación de empleo. Menos aún la de trabajo digno.

    Mientras que otros gobernantes no lo remedien, seguiremos ejercitándonos, sobre todo, en el arte de la hostelería y de los limpiabotas de la UE. Ahora bien, baja el paro. Normal. España pierde habitantes por segundo año consecutivo. 

    Eso sí, el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia quiere establecer un ciclo de refundación industrial consensuado con todos los agentes económicos y sociales. El Plan R con R de Rajoy. Se diluyen los derechos, bajan los salarios, el subempleo, como mucho, transita… Pero este señor habla rimbombantemente y de pactos. 

    Aumentar las ventas exteriores es más viable. Otro asunto es la demanda interna con una sociedad seriamente perjudicada. Y si la indemnización por despido requiere tributar, pues vale. Todo sea por los trabajadores. Abnegación, amigos, amigas, y colaboremos con las élites financieras, con Mariano Rajoy y los de su especie. “El secuestro de la democracia”, como dice el eurodiputado de Podemos, Pablo Iglesias. Los planes R, ya lo ven, funcionan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook