Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Prima fatal

    Cuanto mayor es el riesgo país, más alta me pongo y más alto es el tipo de interés de la correspondiente deuda. Soy el sobreprecio que se paga para financiarse en los hipermercados. Los dueños del parné exigen amplia rentabilidad. Conmigo, la prima de riesgo, se mide la confianza de los inversores en la solidez de una economía.  

    Ahora mismo estoy disparada. ¡Menudo subidón! Alucino con mi desbordante chispa. Soy la prima fatal. Una villana que echa el guante a los desventurados héroes. Insaciable e ingrediente de un mundillo que actúa sin escrúpulos. Una Mata Hari exótica y moviendo las caderas al compás de la endiablada partitura. Una prima casi mitológica. Reina del folclore económico y diosa clásica de la cultura financiera.

    Fatal y popular como ninguna. Una espía convicta o un personaje del cine negro, de la historieta y la piratería. La prima. "En el riesgo está el placer", dice Bond, James Bond, el agente 007 con licencia para vivir y dejar morir. La prima con licencia para estafar y poner al borde del precipicio. Una vampiresa del sexo con oscuros apetitos que devoran a los hombres y los convierten en máscaras huecas.

    La prima perturbadora atrapando con mis uñas afiladas, extrayendo la vida de mis víctimas. Bebo cócteles con fluido rojo, a sangre fría pese a mi caliente sangre, e impongo mi explotación sexual y económica. Soy la gran mezzosoprano dramática, enemiga del ingenuo o de alguien en apuros, e interpreto mi papel de opereta en las más altas cumbres borrascosas.

    Mi fama legendaria es universal. Utilizo mis peligrosas o incluso mortíferas habilidades para hacer mi faena en el ruedo impúdico de las finanzas. La jugarreta de una prima fatal de riesgo con el fascinante soplo del equipo de especuladores habituales.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook