Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 12
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Que se ponga

    Cuando se cumple el 95 aniversario del nacimiento de Gila, le dedicamos este pequeño homenaje que evoca aquellas llamadas de teléfono que él realizó con su hilarante y riguroso estilo.

    HOMBRE.- ¿Es ahí la oficina de empleo?... Que se ponga. La oficina no, el encargado. El jefe de la oficina. Vale… (Al público.) Como no tengo trabajo, estoy buscando uno pero no lo encuentro por ninguna parte. Miro por todos los cajones y no veo ninguno. A ver si aquí tienen uno…

    ¿Es usted el dueño de esto? Muy bien. Dígame una cosa. ¿No tendrá, por casualidad, algún empleo que no utilicen ahí? Uno, sí. No, dos no. Eso ya sería mucho. Con uno me conformo. A no ser que trabaje un ratito en uno y otro rato en otro…

    ¡Ya! Un trabajo de ladrón. ¡Y pagan mucho? ¡Ah! Depende de lo que se robe. Claro. Y digo yo. ¿Es un empleo de ladrón raso, o de guante blanco? Hombre, yo preferiría el segundo, que suele ganar más y tiene chalé, cuentas en Suiza…  ¿Raso? De acuerdo.

    Ni contabilidad B ni C. Ni delito fiscal, ni enriquecimiento ilícito, ni malversación da caudales públicos, ni blanqueo de dinero… Así que nada de detergentes para blanquear ni esas otras cosas. Está bien. ¿Cuánto gana, aproximadamente, un ladrón de poca monta?... No sé si eso me va llegar a fin de mes. Con una familia numerosa, la suegra y un canario, ya me contará…

    ¿Y hay que trabajar muchas horas?... ¿Tantas? El contrato será indefinido… ¿Tres meses de prueba? ¿Y dónde hay que trabajar?... ¡Ya! Robando bolsos, carteras, gallinas, algún banco… Esto último me parece estupendo. Lo de robar un banco. A no ser que entré yo y me atraquen a mí antes, porque con esta gente…

    ¿Mañana empiezo? Vale, vale. ¿La pistola la compró yo, o me la dejan ustedes? Hombre, yo tengo una de agua que puede servir. ¡Y el antifaz de caco? No sé si valdrán unas gafas de sol. Oscuras, sí… Conforme. Bueno, pues mañana me pasó por la oficina y empiezo. ¡Ah! ¿Y el saco? Para guardar la pasta o la mercancía… Tengo una bolsa del supermercado… Perfecto.

    Una ultima observación. ¿Es posible subir de categoría? Lo digo por si alguna vez puedo alcanzar el puesto de ladrón de guante blanco. O de guantes negros. Da igual… Bien. Empiezo siendo ratero, subo de nivel y finalmente solicito un puesto en la política…

    Yo prefiero estafar dentro de la ley y no fuera de ella. Mucho más cómodo, sí. ¡Hasta mañana! (Al público.) Ya tengo un empleo. Es que no se puede vivir sin trabajar. A veces ni trabajando tampoco. En fin. La bolsa o la vida. Esto es un atraco…    

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook