Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 27
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Regreso a la senda del futuro

    No estamos subidos en un automóvil que nos conduce al futuro, sino en una maquinaria política y económica que nos transporta al pasado. Hay que echar el freno, subirse a un DeLorean colectivo y seguir hacia delante. No hacen falta robocordones ni aeropatines. No es preciso que las chaquetas se sequen solas, que no haya carreteras y que los coches circulen por el aire. Ni tampoco  es necesaria la película Tiburón 19 con tanto depredador suelto…  

    Lo que sí se necesita es plantarle cara a la pobreza y la desigualdad. Un cambio de modelo productivo y empleo de calidad bien remunerado. Una subida progresiva del salario mínimo y de las pensiones que garantice la dignidad a las personas.  

    Medidas sociales auténticas. Una reforma fiscal progresiva y que el fraude fiscal no cabalgue a sus anchas. El fomento de la economía verde, de la investigación, estimular las energías renovables… En suma, derogar reformas y poner alternativas en todos los aspectos.

    Regreso a la senda del futuro

    ¿Quienes son capaces de dar estos pasos con garantías de viabilidad y éxito? El presidente y sus feriantes, no. Ni en grupos de similar índole, aunque más centrados, se hallarán las verdaderas soluciones a los problemas reales de la ciudadanía. La peor forma de despilfarro es la que vale para nutrirse los de siempre. Y no hay peor radicalismo que la estafa de la corrupción y asfixiar a la clase trabajadora.        

    Mejor aún si existen, además, una renta garantizada (que no obstaculice la búsqueda de trabajo), una reestructuración de la deuda pública y privada para aliviar ese peso, o una banca pública al servicio de la gente. Otra voluntad distinta por parte de quienes gobiernen y otro orden de prioridades con el que la población sienta protagonismo y deje de ser la cenicienta de la película. Único modo de superar en serio la crisis.

    En este sentido, el apoyo estable a un Gobierno socialista en Portugal, a través de un pacto de coalición, puede suponer un paso en la dirección de neutralizar la arrogancia del liberalismo político y económico que nos envuelve, cosa que al antidemocrático talante de los más poderosos no le interesa.

    Así estamos a día de hoy en Europa. Un sistema más autoritario que democrático. Por eso son imprescindibles más pasos en relación con la hoja de ruta de una democracia real. Simplemente real. No se trata de destruir, como dice el cerrilismo del inquilino de La Moncloa y el de los demás conservadores europeos reunidos en Madrid. Es cuestión de mejorar el edificio de la UE para que los ciudadanos se sientan partícipes en vez de comparsa.    

    Pinchen este enlace de cine  https://youtu.be/ClUVPCeRaDo   

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook