Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Remad y vivid

    Trabajo en una hermosa galera. Y tan feliz. Un navío de batalla. Lo utilizan nuestros superiores. Los romanos. Una embarcación de vela y remo donde uno tiene los tobillos encadenados para no escapar. Es un empleo precioso. Remas durante ocho horas diarias o más y lo pasas magnífico con más remeros como tú.   

    Gracias a nuestros romanos y a las hazañas bélicas del imperio contra los infames, tenemos un trabajo y un techo para dormir como mandan las leyes. Da gusto tanta generosidad. No te faltan unas gachas para llevártelas a la boca. Remas. Remas y vives de maravilla. Un puesto de trabajo muy útil con el que aumentas la gloria romana. 

    Todos debemos servir al César, humillarnos ante él si es preciso. Nuestro gran jefe supremo por la gracia de los dioses. Ya se sabe que trabajar es salud y que no se puede vivir sin dar golpe. No te despiden. Es un empleo seguro para toda la vida. Mientras sirves, claro, y a no ser que la nave sea derrotada y se sumerja.

    Surcas los mares, respiras el aire puro... El capataz te azota las espaldas cuando remas flojo y resulta divertidísimo. Jugamos a las competiciones. A ver quién rema más fuerte. Si ya no vales te tiran al agua. A uno que remaba junto a mí le jubilaron y le tiraron al mar. Qué gritos daba de satisfacción. "¡Estoy libre!", decía antes de que le comieran dos tiburones financieros. 

    Ahora, con la nueva reforma laboral que han hecho los romanos, se trabaja más, se come menos y se vive mucho mejor. Así que a seguir remando en la galera y a continuar haciendo músculos. Esto de ser esclavo es un chollo. Todos debemos servir al César, humillarnos ante él si es preciso. Para que el gran jefe supremo y los suyos no se despeinen jamás.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook