Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 25
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    República independiente de mi casa

    Voy a solicitar la independencia en mi comunidad de vecinos. Hay muchos gastos y pienso solicitarla inmediatamente. No podré coger el ascensor hasta el décimo… No importa. No viene mal hacer un poco de ejercicio subiendo y bajando por la escalera.

    No podré dar la luz de la vecindad… Pues vale. Cojo una linterna y listo. No tomaré chapuzones en la piscina cuando sea verano. Conforme. Buceo en mi bañera si me da la gana. Tampoco deberé aposentarme en los jardines. De acuerdo. Me siento en la terraza de mi hogar con un geranio cerca.

    Dicen que es ilegal esta pretensión independentista… Que el reglamento de la comunidad no contempla este hecho. Pero yo estoy decidido a hacer todo lo posible para conseguir la autodeterminación. El conserje no me volverá a dar los buenos días. Bien. El portero automático no me dará servicio… Por supuesto, no pondré los pies en la pista de tenis.

    Puede que los vecinos no me dirijan la palabra. Allá ellos. Quizá algunos se sumen a mi iniciativa y seamos más de dos. En cualquier caso, voy a exigir la independencia en mi comunidad. Y si las normas no acogen mis inquietudes, cámbiense éstas y punto. Tal vez el resto no quiera. Yo sí quiero y pienso solicitarla inmediatamente.

    Hay muchos gastos comunitarios y a uno no le sobra el dinero. Ya está. Así que sean ustedes bienvenidos a la república independiente de mi casa. Espero que no me pongan en la calle. Ni que el presidente de la urbanización me amenace con una cachiporra guiñolesca. Eso espero.            

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook