Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 30
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ricos, pijos y pobres

    Os pido un poquito de paciencia. No aguantáis nada. Y menos aún los más de seis millones de parados… Yo estoy muy satisfecho con mis ministros. Todo funciona como Bruselas, Berlín y Dios mandan. La población no sabe valorar nuestros grandes sacrificios. El esfuerzo, la dedicación y el coraje.

    Ésta es la buena dirección y, por lo tanto, debemos perseverar en la misma política económica. Tras el derrumbe del Estado de Bienestar, gracias al pundonor de mi Ejecutivo, llegarán el crecimiento y la generación de empleo. Seamos pacientes para ver los efectos maravillosos del austericidio con todas las medidas tomadas. Este escenario es imprescindible para reactivar posteriormente la economía.

    En 2014 se recogerán los frutos de las reformas. Llevan ustedes razón. Menudos brotes con esta siembra… Obtuvimos legítimamente la victoria en las urnas. Y tenemos legitimidad para el desguace de los servicios y derechos básicos y para conducir a la ciudadanía al precipicio. El engaño y la corrupción hasta las cejas cortan el aire a los enfermos y a toda la clase trabajadora. Pues qué bien.

    De eso se trata precisamente. Y de que haya ricos y pijos, ya que son ellos los que después gastan y consumen. Unos van a poder seguir viviendo y respirando. La mayoría, con estas directrices a ultranza, sólo puede aspirar a sobrevivir como mucho. Excesivas desigualdades, desempleo o trabajo precario. Éstas son las cuestiones.

    Dadas las circunstancias, dirán que es necesario un proceso de limpieza. Recomponer y otro orden de prioridades en cuanto a recortes se refiere. Aumentar el poder adquisitivo de los ciudadanos, activar el consumo y generar trabajo digno. Un grupo de fuerzas, en Europa y en nuestro país, que ponga freno a este descarriado tren que sólo beneficia a los de siempre. Pero no. No hace falta promover y aplicar alternativas. Ni neutralizar el austericidio cuanto antes. En él está la solución. No la solución de los problemas de ustedes, claro. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook