Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Salve, Paco, los que van a contribuir te saludan!

    En un lugar de Alicante, de cuyo nombre sí quiero acordarme, estaban ubicados los minicines Astoria. En el barrio antiguo concretamente. Y ahí siguen viendo pasar el tiempo. Porque aquel espacio dedicado al cine de autor o a contracorriente continúa en el mismo sitio. Lleno de polvo, sin el rumor del personal. Sin sus carteles cinematográficos y sin la querida tía Conchín de Paco Huesca vendiendo entradas en la taquilla. 

    La silueta de un gato sigue en la fachada. Mucho tiempo lleva triste y negro. Cuánto le gustaría volver a las andadas… Ser un testigo privilegiado, como ya lo fue, y volver a empezar nuevamente con la audacia de los felinos y de esas dos salas de arte y ensayo, fieles a los cinéfilos en busca de otro tipo de películas. Aún suenan los ecos en los Astoria. 

    ¡Salve, Paco, los que van a contribuir te saludan!

    Quieren revivir, abrir sus puertas. Abrazar otra vez a la afición. Limpios de polvo y paja para erigirse en el templo que fueron. En un lugar de culto al cine. Esto lo hemos reivindicado desde aquí varias veces, de la misma manera que hemos defendido al Ideal, otro de los buques insignias de Alicante que hoy duerme en el fondo del océano. En el mar del olvido.

    ¿Será rescatado de las aguas finalmente? ¿Volverán a latir los Astoria? Paco lo intenta con la ayuda de la parroquia. De los aficionados que anhelan lo que el viento se llevó un día. Aquellos/as que añoran la marcha de la diligencia. Que entienden que el cine es un sueño eterno, una ventana indiscreta.

    ¡Salve, Paco, los que van a contribuir te saludan!

    Paco rompe la ley del silencio y airea el talante de un rebelde con causa para transitar por los senderos de gloria que los antiguos minicines se merecen. Quizá la nueva sede de la Cinemateca del Mediterráneo con sus estrenos, versiones originales y ciclos temáticos…

    O el museo del cine con sus ingredientes que en paz no descansen en el almacén del Ayuntamiento. Amén. Que vuelvan, con nuevos aires, los días del pasado. ¡Sí! Por allí están los fantasmas de Scola, Fellini, Zulueta, Chabrol, Visconti...   

    ¡Salve, Paco, los que van a contribuir te saludan!    

    Pinchen este enlace de cine  https://youtu.be/_qbqsV8EfoU 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook