Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 13
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Soy minero...

    Nos cortan las alas y nos recortan las subvenciones a la minería del carbón en más de un 60%. Estamos con el pie torcido pero en pie de guerra. Soy minero, como dice aquella vieja copla de Antonio Molina, una mina de voz. Pero no "con caña, vino y ron me quito las penas". Sí. Aquí seguimos con nuestras movilizaciones. Manifestaciones, cortes de carreteras y vías ferroviarias, marchas nocturnas, encierros... 

    Huelga indefinida, señoras y señores, en todo el sector. Los recortes nos llevan a un callejón sin salida. No, nos gustan las hostilidades. Nos desalojan de la tribuna del Congreso por defender lo nuestro... ¿La sede de la soberanía nacional? La espinosa situación empuja a luchar por el mendrugo de cada día y contra los antidisturbios que lo alborotan todo a veces.

    Nada podrá conseguir la represión de las fuerzas del desorden público que nos criminalizan como si fuésemos animales. No borregos precisamente. Y de los que tendrían que aprender muchos que también están con la pata quebrada. El Gobierno, o el desgobierno más bien, nos atiza un golpe bajísimo y la poli contribuye a reforzarlo en lugar de unirse a nuestras reivindicaciones. A los intereses de la clase trabajadora de la que ellos forman parte. 

    Nuestros cascos con las luces encendidas iluminan el camino. Hay que defender el carbón para sacar las castañas del fuego, mantener la alta cantidad de puestos de trabajo y seguir generando riqueza económica. Aunque todo necesita un reciclaje en la vida, no podemos quedarnos en la cuneta. Regalemos a los gobernantes un saco de carbón por estrangular a los más débiles e ir de perrillos falderos de los fuertes. ¡Ya vale!

    El temor y la inquietud reprimen. Sin embargo, todo tiene un límite y no se puede jugar con las cosas de comer, el empleo, la libertad y los derechos más elementales. No vamos a caminar de rodillas... Hoy somos nosotros. ¡Los mineros! Barreneros con ganas de dinamitar la inoperancia y los agravios. Mañana seréis vosotros... Realmente, señoras y señores, los mineros somos todos.      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook