Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 28
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Última corrida

    Me llamo Osborne. Tengo cuatro patas, dos orejas y rabo. Lo más lógico. ¡Ah! Y un par de cuernos de importación y de estupenda calidad. Seguramente habrán adivinado que soy un toro. Un bicho al que quieren torear y dar un estocazo tras pincharle y banderillearle en la última corrida de esta plaza. Me niego rotundamente. ¡Insumisión total! Me declaro en huelga de cuernos caídos y no permitiré que me hagan lo que les apetezca. No saldré al ruedo a hacer el imbécil, a correr a lo loco como un toro bravo. Me estaré quietecito sin decir ni pío ni mu. El diestro se cansará y se irá con el capote y la muleta a su casa. A mí me devolverán al campo para que me lo siga comiendo con mi negra y poderosa figura...  

    Volveré con una vaca soltera que no me pone los cuernos con nadie y buscaremos una lejana montaña verde donde no seamos molestados. Por cierto, el graderío está lleno de gente que grita mucho. Me obligarán a salir a la arena y a decir aquello de... "los que van a palmar os saludan". Pues no. Si salgo no entraré al trapo. Me haré el distraido y andaré en dirección contraria. Me sentaré y cantaré No nos moverán. No estoy dispuesto a asumir decretazos ni a que me lleven al patíbulo con música de pasadoble. Soy un indignado más. O cogeré la tela colorada, torearé al torero y remataré la fiesta dándole un puntapié en cierta parte.

    Haré un corte de mangas a la afición torera y seguiré en plan huelguista. Quiero seguir viviendo en los verdes prados al este del edén. No me toquen el hocico ni la cornamenta. No, no quiero acabar arrastrado por unas mulillas, que se venden por un miserable plato de alfalfa, ni que me corten las dos orejas y el rabo como trofeo a la buena faena de un presuntuoso señorito andaluz con traje de luces encendidas.        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook