Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 05
    Julio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    errores pagina web

    4 Errores que debes evitar al crear una página web

    4 Errores que debes evitar al crear una página web

    En la actualidad las marcas se han visto en la necesidad de adaptarse a este mundo donde la presencia en Internet es uno de los medidores más importantes para conocer la relevancia de una empresa.

    Pero lo pequeños emprendedores también se han visto en la necesidad de atender el diseño de sus páginas web, quizás hasta con más cuidado que las grandes marcas: en muchos casos esta es su única plataforma de negocios y mercadeo.

    No obstante, la inexperiencia y la falta de conocimiento suele jugar en contra de los emprendedores a la hora de diseñar sus portales web. Por ello, esperamos que al enumerarte estos cuatro errores comunes, puedas esquivarlos:

    No tener claro tu objetivo y modelo de negocio: Es muy común querer lanzar una página web apenas tengamos la idea de nuestro negocio, por lo cual tendemos a enfocarnos en solo la apariencia de la misma. Un error que viene de la inexperiencia. El correcto plan de acción sería estipular los objetivos de nuestra empresa y cómo utilizar la web para conseguirlo. Es en función de ello que creas las diferentes secciones y partes de la página.

    Creer que la web es cosa de un programador: Es normal creer que el diseño de la página web debe dejársele al diseñador encargado. Pero no es así. No hay mejor persona para estar al corriente del propósito de una página en Internet que el emprendedor que la necesita. Es su labor dar los lineamientos necesarios para que el diseñador trabaje, siempre bajo supervisión.

    Pensar que una página web es un catálogo digital: No puedes creer que se puede hacer un traslación exacta de tu catalogo a una página web. El público de Internet lo último que quiere es mirar un catálogo, ellos buscan experiencias más interactivas y dinámicas. No solo eso, la propia forma de buscar información en Internet difiere del cómo lo hace en un libro, revista o catálogo.

    Creer que tus únicos gastos en un negocio online son los de tu página web: En la actualidad un emprendedor debe acarrear con una serie de gastos que van más allá del solo diseño de una página web: debe pagar el alojamiento y el dominio en Internet, servicios externos como el de publicación de newsletter, programas de análisis SEO, herramientas de Social Media, y en algunos casos planes de almacenamiento en la nube. Aun así, esta es una de las formas de hacer negocio más barata que existen.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook