Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 20
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    compañeros problemáticos

    Aprendiendo a lidiar con compañeros problemáticos

    Aprendiendo a lidiar con compañeros problemáticos

    El empleado promedio a tiempo completo pasa más tiempo en la oficina con sus compañeros de trabajo que en su casa con amigos y familiares. Esto puede causar una situación desagradable cuando tenemos uno o varios compañeros de trabajo que no nos agradan.

    Sin embargo, el interés común de todos es llegar a que el ambiente de trabajo, al menos sea tolerable. Entonces, ¿cómo podemos hacer frente a los compañeros de trabajos que son difíciles de llevar?

    Te daremos algunos consejos para lidiar con aquellos compañeros de trabajo problemáticos.

    Primero intenta ser la mejor persona. Si sabes de un compañero de trabajo que siempre está intentando cabrear a otros empleados y tiene cierta inclinación por la política de oficina y siempre se la pasa coilleando, trata de distanciarte de esa persona lo más que puedas. Y si no puedes, y tienes que compartir oficina con él, trata de hablar de temas que solo tengan que ver con el trabajo y que no sean asuntos personales de otros en la oficina.

    Como segundo, mantén una actitud positiva.

    Nadie quiere estar cerca de una persona que siempre está de mal humor y es negativa. Si estás luchando por ver el lado bueno de tu trabajo piensa en lo que este empleo te permite hacer fuera de él, tal vez sus ingresos te dejan un par de euros de más y puedas gastarlos en tu pasatiempo favorito.

    Por otro lado, ignora a los problemáticos. A la oficina o al puesto de trabajo se va a lo que se va, por lo que deben evitarse a aquellas personas que siempre estén metiendo cizaña o creando mal ambiente.

    Habla. A veces las personas no se dan cuenta de que son molestas o son percibidas como negativas. De una manera no conflictiva, háblale en privado a esa persona y cuéntale que estas tratando de ser positivo con tu trabajo y que su ayuda te serviría, esto podría ser lo suficientemente sutil como para realizar un cambio en su comportamiento.

    A veces las personas no se dan cuenta de que son percibidas como negativas o ser un chisme. De una manera no conflictiva, tire de la persona de lado en privado y decirles que usted está realmente tratando de ser positivo en el trabajo y podría utilizar su ayuda. Esta táctica podría ser lo suficientemente sutil como para invocar un cambio en su comportamiento.

    Y por último, da lo mejor de ti.

    No hay ningún contrato que diga que tenemos que ser los mejores amigos de nuestros compañeros de trabajo, y de ahí es que quizá puedas encontrarte con alguien que no te haga ninguna gracias; paciencia, no hay más. De todas maneras deberás mantener un control y ser amable con la persona, los modales que nunca se pierdan.

    Lo más importante es que continúes enfocándote en tu trabajo y tratando de sacar algo bueno de la persona problemática. Como por ejemplo tomándola de modelo para saber qué no hay que hacer.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook