Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 14
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    beneficios del ahorro

    Beneficios del ahorro

    Beneficios del ahorro

    Gran parte de los líderes económicos están de acuerdo con que no hay mejor ejercicio que el del ahorro. Por lo tanto, inculcarlo en una edad temprana, como la escolar, será de gran ayuda para ellos, sobre todo para cuando crezcan en este mundo consumista. En este sentido, hoy te presentamos los beneficios del ahorro por si aún no practicas esta actividad tan indispensable para tus finanzas personales.

    Descubre los principales beneficios del ahorro

    Entre los beneficios del ahorro, el primeroes que te da la posibilidad de obtener en un tiempo corto, mediano o largo, aquello que deseas conseguir, pero que con tu sueldo base no puedes adquirir. Esto lo puedes observar en los pequeños de la casa, ya que, cuando ellos quieren comprar un caramelo más costoso, lo que hacen es guardar un poco de su mesada para luego obtenerlo. Esta actividad se hará más fácil siempre si la conviertes en un hábito para ti.

    Otro de los beneficios es que, por lo menos a los adultos, el ahorro les permite tener un back-up para sopesar cualquier eventualidad que ocurra o para planear un viaje familiar en las vacaciones. A su vez, en los niños crea un sentido de responsabilidad y consciencia hacia el dinero. La idea es que los pequeños de la casa vean esta moneda con sentido de compromiso y sacrificio, pero debes tener cuidado, pues el dinero no lo es todo.

    Para ahorrar se debe manejar un presupuesto para que este no se convierta en algo imposible de hacer. Básicamente, nuestro consejo es que sea un hábito programado que no influya demasiado en tu estilo de vida ni cambie por completo lo que estás acostumbrado a comprar. Por ende, la idea del presupuesto te permitirá tener un seguimiento y saber cuáles son tus gastos.

    No obstante, no es un secreto que, cuando no se crea este hábito del ahorro en edades tempranas, hacerlo en la adultez se hará cuesta arriba, porque las personas se acostumbran a gastar todo o más de lo que ganan. Entonces, estas personas caen en los llamados créditos. Si bien estos ingresos adicionales que te facilitan una entidad financiera o empresa no son malos, tampoco son del todo buenos, porque son un préstamo que va generando intereses. Es decir, el dinero que te prestaron es una deuda que, de no pagarla a tiempo, se va acumulando, por lo que terminarías pagando mucho más del adelanto base.

    Con esto no te queremos asustar y tampoco decimos que estos créditos te perjudicarán, pero estos adelantos deben ser pedidos o aceptados para compras importantes, como adquirir una casa o un carro. Sin embargo, para ello también debes tener un parte (inicial) ahorrada. Además, esto reducirá el tamaño del préstamo y la dificultad a la hora de pagarlo.

    Por último, ahorrar es un tema importante en cualquier estatus económico. Podrías pensar que las personas con mayores ingresos no lo hacen, pero eso es falso, puesto que ellos son precisamente quienes se enfocan más en los beneficios del ahorro.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook