Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 23
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    tarjetas debito

    Características de las tarjetas de débito

    Características de las tarjetas de débito

    Cuando se abre una cuenta en una entidad bancaria es frecuente que nos ofrezcan la posibilidad de contratar una tarjeta de débito para poder manejar los fondos de manera más eficiente; una idea magnífica teniendo en cuenta que así se evita el endeudamiento innecesario. Vamos a ver algunas de las características de estas tarjetas:

    - La principal característica de las tarjetas de débito es que sólo pueden utilizarse si existen los fondos suficientes en la cuenta bancaria. Es decir, que si en ésta hay por ejemplo 200 euros, en los cajeros automáticos sólo nos darán 200 euros, no más, como podría suceder con las tarjetas de crédito. Y en los comercios pasa lo mismo, pues si compramos un artículo por 190 o 200 euros no habrá problema, pero si en cambio lo hacemos por 201 euros el banco no lo permitirá. Se trata de un sistema idóneo para poder gestionar las cuentas eficientemente.

    - Las compras salen más baratas que con las tarjetas de crédito, pues al no pagar intereses por las operaciones simplemente habrá que abonar el importe del artículo o servicio adquirido. En las tarjetas de crédito se abona una comisión por pagar el importe del artículo a plazos.

    - Es sencillo hacerse con una tarjeta de débito, pues no hay que cumplir con mayores requisitos que abrir una cuenta bancaria.

    - A pesar de que se obtenga el dinero directamente de la cuenta ésto no significa que se pueda sacar todo, puesto que para evitar robos hay limitaciones del importe manejable diario; frecuentemente suelen ser 300 euros. Este parámetro puede modificarse fácilmente.

    - Ahora bien, no todo iban a ser cosas buenas, ¿no? Las tarjetas de débito tienen el problema de que en caso de robo ofrecen menos garantías en el seguro. Además de que no suelen ofrecer coberturas especiales como seguro de viajes.

    - Las comisiones que se pagan por tener las tarjetas de débito suelen ser más bajas comparando con las tarjetas de crédito, además de que buscando es posible encontrarse entidades que las facilitan gratuitamente. Y no, no es que estén haciendo un regalo, ellos le cobran una comisión al comerciante por aceptarlas.

    - También tienen el problema de que para comprar online hay determinados lugares que no las aceptan. Suele ser frecuente a la hora de pagar facturas de operadores móviles. Además de ello no las aceptan en los establecimientos de alquiler de coches y similares, pues éstos suelen practicar retenciones, y ello con las tarjetas de débito no es posible.

    X

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook