Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 22
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    equilibrar presupuestos

    Cómo equilibrar el presupuesto tras gastos extras

    Cómo equilibrar el presupuesto tras gastos extras

    El manejo adecuado de la economía resulta importante para mantener la tranquilidad personal y del grupo familiar. Para ello existen diversos mecanismos que deben ser puestos en práctica por cada uno de los miembros de la familia, especialmente por el cabeza de hogar.

    Entre estos mecanismos se encuentra el presupuesto. Una herramienta que permite mantener el control de los ingresos y egresos, así como también planificar los gastos para asegurar el ahorro y garantizar la estabilidad económica de la familia.

    No obstante, a pesar de lo calculador que puedas ser y del orden en el que lleves tus cuentas, suelen ocurrir ciertos hechos que hacen que el presupuesto se salga de control, es a lo que llamamos gastos extras.

    Prever los gastos extras

    Ten en cuenta que dentro de tu presupuesto mensual o trimestral debes apartar una cantidad para los posibles gastos extras. Aunque son difíciles de predecir, siempre existirán y debes estar preparado para cubrirlos sin afectar tu capacidad de ahorro.

    Tener que arreglar el vehículo o algún artefacto del hogar, sufragar un tratamiento o examen médico, pueden ser algunos de los imprevistos que seguramente descontrolarán tu presupuesto. Para ello te recomendamos mantener un fondo para imprevistos, así no tendrás que acudir a préstamos de terceros para costear esos gastos.

    Sin embargo, si lo que tenías destinado a los imprevistos no fue suficiente para salir del apuro o no tenías dinero en este fondo, quizá hayas tenido que recurrir a un préstamo que desajustó los números de tu próximo mes. Para recuperarte y equilibrar nuevamente tu presupuesto te recomendamos cerrar el grifo y mantener la mayor prudencia posible en tus gastos.

    En este caso, debes reformar tu presupuesto e incluir una partida destinada al pago del compromiso financiero adquirido por la emergencia del caso. Para ello, dado que tus ingresos son los mismos, debes recortar los gastos ordinarios. Lo primero que debes hacer es recortar o eliminar, dependiendo del tamaño de la deuda, el dinero destinado al ocio y el entretenimiento; es decir, las salidas al cine, a comer en restaurantes, etc. De esta manera tendrás un gasto menos, cuyo dinero presupuestado será destinado al nuevo fondo para la deuda.

    No te aflijas por ello, será una medida a corto plazo. Ten en cuenta que mientras más ahorres, podrás saldar la deuda más rápido y tu presupuesto volverá a la normalidad. Finalmente, toma la experiencia como aprendizaje y planifica en tu próximo presupuesto una partida mayor para gastos extras.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook