Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 30
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    pagar alquiler barato

    Cómo pagar un alquiler más bajo

    Cómo pagar un alquiler más bajo

    A la hora de hacerse a un alquiler o verse en la situación de renovar el contrato o no hay ciertos aspectos que convendría revisar para poder asegurarse una reducción en la cuotas de la renta. Ahí van unos trucos para poder pagar menos en el alquiler:


    Las prisas no son buenas compañeras de viaje


    A la hora de firmar el contrato de alquiler de una vivienda hay que tener en cuenta que hay muchas cosas por pensar y calcular, y que las prisas por habitar el nuevo hogar pueden hacer que os olvidéis de incluir esas condiciones en las clausulas del contrato en cuestión. Y claro, una vez rubricado ya no hay marcha atrás. De ahí que sea vital pensar en qué queréis y qué no queréis que ponga en el contrato, de cuánto va a ser la cuota que estáis dispuestos a pagar y en qué condiciones. Todo ello hay que pensarlo y negociarlo, así que cuidado con ir rápido, pues podéis caer en olvidos.


    Por otra parte, a la hora de negociar los caseros no suelen dar la mano a torcer fácilmente, por lo que si uno tiene paciencia y realmente quiere hacerse con ese piso o casa lo suyo sería tensionar la negociación. ¿Cómo? Pues alargando los plazos y dejando pasar días y días sin dar señales de vida o dando vueltas a una idea sin ceder. Probablemente el casero acabe abriendo el puño o proponiendo un acuerdo satisfactorio.

    Es importante que haya donde escoger


    Así es; resulta vital poder tener más ofertas donde poder escoger y no ir sólo a por una. Filtrando el mercado seguramente os encontraréis con decenas de posibilidades, cada una con sus propias características, pero todas a vuestro gusto, más o menos. Lo bueno del asunto es que no todos los caseros serán iguales, por lo que algunos sí estarán dispuestos a negociar.


    Qué pagar y qué no pagar en un alquiler


    A la hora de firmar el contrato de alquiler es importante saber quién paga qué. Por regla general la cuota de la comunidad de vecinos suele pagarla el propietario, pero hay que asegurarse de ello colocándolo en las clausulas. En cambio los costes de la energía, telefonía y agua suelen correr por cuenta del inquilino; pero claro, si uno es hábil negociando, pues todo es posible.


    De ahí que al final todo se reduzca a la paciencia que uno pueda tener, la calma y la cara que le pueda echar al asunto. Eso sí, sin pasarse, pues una cosa es tomar un buena posición y otra es abusar o aprovecharse de la posible condición del propietario.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook