Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    agenda emprendedores

    Consejos para planificar una buena agenda

    Consejos para planificar una buena agenda

    Uno de los secretos para el éxito reside en la organización, pues si no lleváis este punto bajo control os encontraréis con que estaréis perdiendo un tiempo hermoso, en el que podríais sacar rendimiento. Os explico a continuación una serie de consejos para poder tener una agenda bien organizada.

    Realizad una planificación semanal

    Una semana es una buena unidad de medida lo suficientemente amplia para organizaros. Por ejemplo, si determinarais hacer la planificación por días os encontraríais que cualquier improvisto os desajustaría la agenda, mientras que si optarais por hacerlo con periodos mucho más largos, como por ejemplo un mes o un año, veríais que habría muchas cosas que no tendríais en cuenta. Es decir, que os saltaríais muchos eventos que más adelante os interferirían con otras actividades.

    Priorizad las tareas

    Entre las actividades que podréis meter en una agenda las habrá de diferente importancia, por lo que tendréis que ver cuáles con más importantes y cuáles son aquellas que requieren de menos atención. De igual manera tenéis que tener en cuenta cuáles son aquellos planes prorrogables para establecer las prioridades, y en caso de presión poder postergarlas.

    Estimad la duración de las tareas

    A la hora de organizar una agenda y las prioridades de ésta hay que tener también en cuenta un parámetro vital, la duración de las mismas. Tenéis que tener muy en cuenta la duración de las tareas y hacer una estimación real de lo que podéis tardar. En este punto resulta muy importante que hagáis un cálculo sin quedaros cortos; es decir, teniendo en cuenta los posibles tiempos muertos, las interrupciones, etc.

    Planificad los descansos

    Es muy importante que planifiquéis bien los descansos que tendréis, pues de otra manera, y como os comentaba en el punto anterior, os encontraréis con que la duración de las tareas varía mucho respecto a lo que podíais tener planificado.

    Agrupad las tareas

    Si tenéis tareas del mismo tipo tratad de unificarlas o de ponerlas a lo largo del mismo día, ello hará que las hagáis más fácilmente y que seáis más eficientes. Por ejemplo esto suele ser algo muy típico cuando tenéis que realizar visitas a clientes o proveedores; tened en cuenta que entre ida y vuelta se pierde mucho tiempo; entonces, ¿por qué no hacer una ruta y verlos a todos a lo largo de uno o dos días? Este tipo de trucos harán que no perdáis tanto tiempo.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook