Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 03
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ahorrar dinero

    Formas sencillas de ahorrar dinero

    Formas sencillas de ahorrar dinero

    En ocasiones se nos presenta que lo más difícil de ahorrar dinero es de iniciar, y por ello se deben descubrir las formas sencillas de ahorrar dinero y su posterior uso para alcanzar las metas financieras que se han trazado. Para esto se sugiere elaborar un plan de ahorro que sea realista y alcanzable.

    ¿Cómo podemos ahorrar dinero?

    Se recomienda registrar los gastos para conocer cuánto gastamos. Esto puede realizarse la relación de gastos mensuales. Se debe anotar desde lo más mínimo e insignificante, como un café, el periódico, pintura de labios, entre otros. Cuando se tenga la información detallada es necesario proceder a organizarla por categorías. Finalmente se obtendrá la cantidad total de cada categoría.

    Al tener identificados los gastos se debe hacer un presupuesto para planificarlos, evitando los gastos en excesos y procurando mantener un fondo de ahorro de emergencias. También se deben incluir los gastos que se generen de manera periódica.

    Es necesario planificar el ahorro de dinero con la cuenta de los gastos y los ingresos mensuales. Este ahorro debe representar en promedio el 10% de los ingresos mensuales netos. Si vemos que los gastos no nos permiten ahorrar esa cantidad, entonces es hora de hacer un recorte, buscando aquellas cosas que no sean esenciales e imprescindibles para gastar menos, como las cenas en restaurantes, ir al cine o comprar ropa, entre otras.

    Hay que establecer objetivos de ahorro, comenzando por decidir el tiempo estimado para alcanzar cada objetivo. Estos objetivos a corto plazo pueden ser: crear un fondo de emergencia para cubrir imprevistos para un tiempo promedio de seis meses o un año, tener capital para disfrutar de vacaciones familiares, comprar un vehículo nuevo o pagar nuesros impuestos.

    Los objetivos a largo plazo pueden ser los ahorros para la jubilación, ahorrar dinero para la educación de los hijos en etapa universitaria, ahorrar para el pago de la cuota inicial de una vivienda o planificar la remodelación de la actual.

    Se deben dar prioridades a la hora ahorrar dinero. Esto nos lleva a decidir los objetivos de ahorro que nos importan de entrada, separando dinero en el presupuesto mensual según lo planeado. Para esto se debe es importante destacar que, a la hora de ahorrar, podemos elegir.

    Si ahorramos para beneficios a corto plazo, se sugiere abrir cuentas de depósitos aseguradas, pues son de fácil acceso, con alto rendimiento y tienen una tasa de interés mayor que una cuenta de ahorros normal. También se puede pensar en un certificado de depósito. Este se encarga de congelar el dinero bajo una tasa de interés específica por un tiempo determinado.

    Cuando se trata de objetivos a largo plazo, se pueden usar las cuentas individuales aseguradas creadas para tal fin. Si no estamos seguros de qué cantidad de dinero podemos ahorrar para la jubilación, se puede buscar asesoría especializada. Los valores, como fondos de inversión, están disponibles en cuentas de inversión, pero tienen sus riesgos.

    También se pueden realizar transferencias automáticas para que el ahorro sea más fácil. En este sentido, se puede elegir la frecuencia con que se desea transferir dinero y qué cuentas se pueden usar para ello.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook