Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    inveriones

    Invirtiendo un mínimo de vuestros ingresos

    Invirtiendo un mínimo de vuestros ingresos

    Ya sé que el título os parecerá demasiado optimista, sobre todo si a duras penas llegáis a fin de mes con lo que ganáis; pero el caso es que si queréis progresar hacia la mejora de vuestras finanzas personales, debéis hacer todo lo posible para que algo os sobre, aunque sea una ínfima fracción de los ingresos.

    Deberíais considerar el hecho de ahorrar como una obligación más; como pagar la renta del piso o el seguro del coche. También deberíais apartar una cantidad fija pero razonable de vuestros ingresos todos los meses, para que al cabo de cierto tiempo podáis contar con un fondo para cubrir emergencias o algún suceso imprevisto.

    La experiencia muestra que una vez que nos hemos acostumbrado a ahorrar de esta manera, siempre queda un pequeño excedente que no hemos gastado. Ese sobrante podría sumarse a la misma cuenta de ahorros o, mejor aún, podría acumularse para realizar alguna inversión y aumentar el patrimonio personal.

    ¿Qué clase de inversiones pueden hacerse con poca cantidad de dinero? Una idea muy interesante es el mercado de artículos de segunda mano. Mucha gente se deshace de ciertos artículos por un sinnúmero de razones como mudanza, ventas de garajes; muebles, equipos y ropa con detalles menores, etc. Si disponemos de un pequeño capital podríamos comprar algún artículo que pueda repararse y venderlo a un precio mayor. Por ejemplo, si sabéis algo de confección de ropa, podríais comprar ropa nueva pero con defectos de fabricación, arreglarla y venderla por unos euros más. Si se trata de ropa de segunda mano, ésta podría lavarse bien, arreglar los desperfectos y venderla en tiendas que a su vez se dediquen a la venta de estos artículos, etc. Antes de comenzar las temporadas de verano e invierno muchas tiendas venden a precio de costo o apenas con un pequeño margen los artículos de la temporada anterior. Si se dispone de un pequeño capital de inversión se pueden comprar estos artículos al mayor y venderlos con un pequeño margen.

    Las ganancias obtenidas deberán dividirse entre lo que va al fondo de ahorro fijo y lo que se añadirá al capital de inversión. La idea es que los dos aumenten. En la medida en que tu capital de inversión aumenta tal vez podríais diversificar vuestras inversiones; en otras palabras, poner vuestro dinero en diferentes canastas; por ejemplo comprando acciones de empresas con proyección como Inditex. Siempre habrá riesgos cuando hagais inversiones, pero calculando llegaréis a buen puerto.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook