Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 13
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ahorro hucha

    La Hucha: un método tradicional de ahorro

    La Hucha: un método tradicional de ahorro

    Pues os cuento que mi abuelo me enseñó hace poco una antigua fotografía en la que se le ve muy contento con una buena cantidad de monedas en la mano y en el piso varios pedazos de lo que había sido un cerdito de barro. Me decía que fue su primera hucha, y que según recuerda, a sus escasos 7 años, había podido comprarse un par de zapatos que necesitaba para ir a la escuela. Así se me ocurrió escribir en esta ocasión sobre este método tradicional de ahorro, que es la hucha.

    Tal vez algunos de vosotros la hayáis visto en alguna tienda de artesanías o en algún mercado municipal; normalmente están elaboradas en barro sin vidriar y con forma de cerdito, aunque también las hay de materiales menos frágiles y con diversas formas. Para que os hagáis una idea un cuñado de mi madre tiene en su casa una hucha con forma de payaso que mide unos 60 cm de alto.

    Pero el caso que quería destacaros es que se puede ahorrar una cantidad importante de dinero apartando de tanto en tanto algunas monedas y echándolas en la hucha; pero eso si, sin sacar nada hasta que esté llena. Por ejemplo tal vez vayáis a la panadería a diario o cada dos días, por lo que podéis tomar algunas monedas del cambio para meterlas en la hucha. Podéis elegir las de menor denominación, tal vez las de 1, 2 y 5 céntimos; esa calderilla que tal vez os estorbe en el monedero.

    Además en esta era tecnológica hasta podéis tener una hucha “virtual”. Algunos bancos en España os ofrecen la posibilidad de redondear hacia arriba las compras que hacéis con vuestras tarjetas de débito o crédito. Por ejemplo, supongamos que vais a pagar la factura de electricidad de €142,20. En este caso, podéis configurar vuetra cuenta bancaria para que redondee a €145,00; y que esa diferencia vaya a una cuenta especial que no paga comisiones y con la que podéis interactuar, viendo su evolución a lo largo del tiempo.

    Aunque la recesión económica os haya golpeado, y hasta es posible que actualmente os cueste llegar a fin de mes, no está de más guardar algunos euros que os podrián servir para daros algún gustillo o comprar algún artículo necesario.

    Un pensador célebre dijo: “No ahorres lo que te queda después de gastar; mas bien gasta lo que te quede después de ahorrar”. Así que haced del ahorro una costumbre, que con seguridad os dará dividendos.



     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook