Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 06
    Diciembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    primera impresion

    Las claves de la primera impresión

    Las claves de la primera impresión

    ¿Tenéis que presentaros ante un potencial cliente que no os conoce y necesitáis causarle buena impresión? Pues en esta ocasión os mostraré cómo podéis hacerlo. No perdáis detalle.

    Cómo causar buena impresión a un potencial cliente

    • Primero de todo debéis ir vestidos de manera adecuada. Es decir, que ni muy formales ni demasiado informales. Y bueno, como os podréis imaginar la higiene personal es imprescindible. Os sorprendería saber qué tipo de comerciales me he encontrado...

    • En segundo lugar, y en una posición clave, está el haber hecho los deberes. ¿Cómo? Pues sencillamente anticipándoos a lo que os va a decir el cliente. ¿Cómo saberlo? Tendréis que investigar qué hace su empresa, cómo lo hace, cuáles son sus valores, qué planes de expansión tiene y, como no podía ser de otra manera, qué puntos flacos tiene. En base a ello tendréis una buena idea de qué es lo que puede necesitar.

    • En tercer lugar debéis hablar a vuestro interlocutor con sinceridad y cercanía, que sienta que no queréis venderle algo a como de lugar. A los empresarios no hay cosa que les moleste más que los vendedores insaciables e irrespetuosos. Así pues no os paséis de la raya y prestad mucha atención. Y si os dicen no, tomadlo como tal y no insistáis. Más adelante tendréis más opciones.

    • En cuarta posición me gustaría destacar la importancia del “don de gentes”. De hecho en no pocas ocasiones es un factor decisivo, pues si sabéis llevar la conversación con el potencial cliente y buscar puntos en común para amenizar la charla conseguiréis que os preste más atención. Así pues dejad las vergüenzas de lado y llevad con vosotros a la reunión un batallón de argumentos y salidas posibles.

    • En quinta posición os pongo el material. Id a la reunión con una muestra de lo que vendáis y explicadla de manera sencilla y visual. ¿Conocéis eso de que una imagen vale más que mil palabras? Pues es cierto. Tendréis muchas más opciones si el potencial cliente prueba y ve antes de arriesgarse a comprar. Tiene sentido, ¿no? Así causaréis una buena impresión, no hay duda.

    Como podéis ver, para causar buena impresión a un cliente nuevo, no hay que hacer más que tener el sentido común en un punto prioritario. Poneros en los zapatos del empresario y pensad en lo que os gustaría recibir si fuerais ellos. Y por cierto, mucho cuidado con los regalos con segundas intenciones, pues a muchos no les gusta esa manera de comprar favores.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook