Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 06
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    pruebas gratuitas

    Pruebas gratuitas como garantía de éxito

    Pruebas gratuitas como garantía de éxito

    “El efecto del perfume Pepitez dura 24 horas aún en condiciones extremas”,”Nueva cola Bernardez, la más rica del mercado”,”Estética Perez, las manicura que más aguanta”, etc. Como éstos hay miles de “eslóganes” en el mercado con los que día tras día nos bombardean firmas de todo tipo. Pero, ¿qué hay de verdad en todo esto?

    A decir verdad las empresas que se anuncian poniendo sus productos a la cabeza del sector de manera tan clara no suelen tener muchas dudas al respecto, ya que detrás suele haber un proceso de estudio y desarrollo que ha dado sus frutos. Pero claro, resulta que también hay otras tantas que toman este tipo de eslóganes a modo de simple reclamo para los compradores sin que sea cierto su contenido, lo que comúnmente conocemos como “publicidad engañosa”. ¿No os ha asado que hayáis comprado un producto o servicio que prometa tal cosa y después no llegue ni a la mitad? Da rabia, la verdad.

    Muchos empresarios no comprenden cómo haciendo uso de esta técnica lo que realmente están haciendo es recurrir a aquel dicho tan conocido que dice “pan para hoy, hambre para mañana”. ¿De qué sirve ganar dinero hoy si resulta que sabemos a ciencia cierta que vamos a perder ese cliente para futuras operaciones?¿No sería mejor ir con la verdad por delante y no prometer cosas que sabemos que no podemos cumplir? Quizá esté siendo un poco inocente, lo se, ya que en el mundo de la empresa este tipo de reflexiones son en no pocas ocasiones una actitud un tanto “pardilla”. Y así nos va, claro.

    Por ello, cuando una empresa os ofrezca un servicio o producto en donde se garantiza un resultado determinado pedid una muestra gratuita o una garantía de devolución, según proceda. Hay empresas que gustosamente lo harán, mientras que otras se negarán en banda. Ahí ya podemos empezar a sospechar, ya que si no están dispuestos a poner a prueba su producto mal empezamos. O quién sabe, quizá nos estemos enfrentando a un empresario que si bien vende buenos productos considera que eso es perder el dinero. Craso error, ya que el primer día sí se perderá dinero, pero después tendremos un cliente que ha visto cómo cumplimos con lo prometido y cómo nos hemos arriesgado por nuestro producto o servicio confiando plenamente en él.

    En definitiva, en caso de de pedir una muestra, si se niegan, ni os planteéis la compra. (Claro está que con ciertos límites, no vamos a pedir que nos regalen un pasaje aéreo a Cancún para ver si nos parece bueno el servicio. Aunque por probar...).

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook