Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 07
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    revisiones aseguradora

    Revisiones que no corren por cuenta de la aseguradora

    Revisiones que no corren por cuenta de la aseguradora

    Partiendo del hecho de que todas las personas que tienen un carro deben contratar una póliza de seguro automotriz que los resguarde ante posibles incidentes, hay ciertas revisiones que no corren por cuenta de la aseguradora y que, definitivamente, todos deben conocer y hacer cada cierto tiempo. Por ese motivo, nosotros vamos a hablarte de ellas para que las tengas presente en todo momento.

    Para hacer más sencillo el proceso vamos a segmentar los aspectos que debes chequear en función del tiempo, es decir, qué actividades debes realizar mensualmente, trimestralmente y semestralmente por tu cuenta para mantener el carro funcionando a cabalidad.

    Entre las revisiones que no corren por cuenta de la aseguradora y debes realizar mes a mes están: el nivel del aceite y del refrigerante, donde tendrás que llenar el envase si está muy bajo y examinar que no hayan fugas, las mangueras (que debes cambiar si tienen bultos, roturas o están frágiles), las correas (las cuales deberás reemplazar si están gastadas o deshilachada), los filtros de aire (que deberás sustituir si están sucios) y la presión de los cauchos junto a su estado general.

    Los cuidados trimestrales incluyen: el cambio del filtro de aceite cada 5000 kilómetros, la revisión del líquido limpiador de parabrisas y del de transmisión, la limpieza de los terminales y cables de la batería y el chequeo del estado de las luces del vehículo.

    Por último, las revisiones que no corren por cuenta de la aseguradora y debes realizar semestralmente son: el reemplazo de los limpiaparabrisas si están desgastados, manchados o frágiles, la inspección de los frenos en caso de que se sientan raros o duros, el chequeo del sistema de escape en busca de oxidación, daños o piezas sueltas y la comprobación del aire del caucho de repuesto.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook