Blog 
No sin mis céntimos
RSS - Blog de Susana González

El autor

Blog No sin mis céntimos - Susana González

Susana González

Estuve dando clases de macroeconomía en la Universidad de Standford. Dejé todo aquello para dedicarme a crecer. Ahora mi clase tiene un aforo ilimitado y el pupitre está en tu escritorio.

Sobre este blog de

De donde inviertas, recogerás inversión. Invierte en futuro, invierte en ti.


Archivo

  • 14
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    seguros de coche

    Seguros de coche más comunes

    Seguros de coche más comunes

    Aunque para muchas personas esta comparación parezca ilógica, los seguros de automóvies son tan indispensables como los personales, pues así como cada todos corremos el riesgo de sufrir un accidente en cualquier momento, ellos también pueden hacerlo y, si no se cuenta con esta herramienta, será nuestra obligación cubrir con todos los gastos.

    Sabiendo lo anterior, vamos a hablarte sobre los seguros de automóviles más comunes, aunque antes de comenzar tenemos que indicarte que la oferta puede variar en función de la compañía aseguradora, así como también pueden modificarse algunos términos y condiciones.

    En primer lugar tenemos el seguro más básico, conocido como el de responsabilidad civil, el cual cubre los daños materiales y lesiones (ocurridas a un tercero) que hayan sido producto de un accidente donde seas el culpable. Por lo general, este es el contrato con el que todos los usuarios de vehículos automotores deben contar, independientemente del lugar del mundo donde se encuentren.

    El segundo de los seguros de automóviles más comunes es la cobertura por accidentes terrestres, donde la aseguradora cubre al carro por los daños que hayan ocurrido producto de una colisión o un vuelco del mismo, es importante mencionar que también puede amparar tanto al conductor como a los acompañantes.

    En tercer lugar está la cobertura total o amplia, donde el automóvil está protegido ante prácticamente cualquier riesgo, incluyendo los accidentes de tránsito, los daños causados por incendios, inundaciones o vientos fuertes, el vandalismo, el robo, las fallas mecánicas o eléctricas y los gastos de grúa y estacionamiento.

    Ahora que conoces los seguros de automóviles más comunes sólo te queda averiguar el que más se adapta a tus necesidades, buscar una compañía con buena reputación y pólizas accesibles que te brinden seguridad, leer con detenimiento el contrato antes de firmarlo y, finalmente, olvidarte de cualquier inconveniente que pueda generar el vehículo.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook