Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 10
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Asalto al poder' - La Casa Blanca está de moda

    En Hollywood hay algo peor que su afán por exprimir lo que dio frutos, ya sea a través de remakes, secuelas, reboots o adaptaciones de series famosas en otras épocas; y es cuando dos estudios se empeñan en estrenar el mismo año dos películas con argumentos similares. Ya ocurrió en 1998 con 'Armageddon' y 'Deep Impact' y también el año pasado con el cuento de 'Blancanieves' (en este caso, incluso hubo versión española). Ante esto, el espectador las confunde y mezcla o simplemente descarta una de ellas, creyendo ya haberla vista.

    Esto es lo que ocurre con 'Asalto al poder' que comparte idea con la película de Gerard Butler y Antoine Fuqua estrenada el pasado mayo, 'Objetivo: La Casa Blanca'. Roland Emerich ('Independance Day') vuelve a plantear que ocurriría si se atacase el lugar más seguro y protegido del mundo: La Casa Blanca. Y es más fácil de lo que parece.

    El Servicio Secreto al que tanto quiere pertenecer John Cale (Channing Tatum, 'Efectos Secundarios'), para impresionar a su hija, una especie de Lisa Simpson, es derrotado tras un fugaz ataque que pone en peligro la vida del Presidente de los EE.UU. (Jamie Foxx, 'Django Desencadenado'), que deberá confiar en el hombre declarado no apto para protegerle.

    Puro cine blockbuster, donde todo atisbo de trama queda relegado por los tiros, la acción y de una adrenalina que no termina de cuajar, simplemente, por una razón: su actor protagonista. El héroe en cuestión no da la talla. No posee ese carisma que debe tener todo patriota y salvador de la humanidad de esta clase de films. A diferencia de Gerard Butler, que en 'Objetivo: La Casa Blanca' aporta la acción correspondiente, Channing Tatum estropea una película que posee matrícula de honor en explosiones y destrucciones gratuitas y que se presta a la autoparodia y a la acción desmadrada y termina por encallar en una duración excesiva y totalmente innecesaria que torpedea en exceso un producto que podía haber tenido un mejor aspecto final.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook