Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 25
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'El Juez' - El carisma de Robert Downey Jr.

    'El Juez' es una película de juicios un tanto atípica, ya que la trama judicial centrada en la acusación de asesinato a un veterano juez. Esto sirve como pretexto para hablarnos del distanciamiento entre un padre y un hijo, verdadero tema de la cinta, donde precisamente la forma de tratamiento de todo lo que rodea al juicio propiamente dicho está subordinada a la premisa principal. No obstante, el director consigue arrancar interés a raíz del crimen propiamente dicho, aunque no sea realmente lo más importante de la cinta, dirigida por David Dobkin, más especialistas en comedias que en dramas, ya que es el responsable de películas como 'Los Rebeldes de Shangai', 'De Boda en boda' o 'El cambiazo'.

    La historia gira alrededor de un exitoso abogado, Hank Palmer (Robert Downey Jr., 'Iron Man 3'), que vive en una gran ciudad, cuando se entera que su madre ha fallecido decide volver al pueblo donde se crió para el entierro, allí deberá reencontrarse con su padre, el juez Joseph Palmer (Robert Duvall), con el que tiene una mala relación, pero cuando este atropella a un hombre, Hank deberá encargarse de su defensa y sobre todo reconstruir la relación perdida.

    El principal reclamo y atractivo de la cinta es el duelo interpretativo de sus dos protagonistas: Robert Downey Jr. y el veterano Robert Duvall, toda una leyenda del viejo Hollywood, venerado por generaciones de cinéfilos desde su primera e inolvidable aparición en la gran pantalla en 'Matar a un Ruiseñor', curiosamente otra película de juicios. Hasta cuando la historia empieza a rizar el rizo, (de los 141 minutos de metraje, sobra por lo menos media hora), el trabajo de los actores salva la película por encima del guión y el montaje. Algo no demasiado frecuente y por eso mismo curiosísimo, el hecho de que únicamente los actores consigan que la cinta sea mucho mejor de lo que es y alcance un merecido lugar en algún rincón de nuestra memoria.

    Quizás no guste a todos los públicos pero no todo va a ser películas de superhéroes. De vez en cuando está bien ver un poco de drama con una buena interpretación, con buen ritmo (a pesar su excesivo metraje), un puñado de buenas escenas y alguna que otra dosis de humor.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook