Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 27
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Frankenweenie' - El renacer de Burton

    Si entre todos los directores del séptimo arte, hay uno que destaca y ha creado una religión alrededor de su figura ese es Tim Burton. Y no es para menos. ‘Bitelchus’, ‘Eduardo Manostijeras’, ‘Batman’ y su gran obra ‘Pesadillas antes de Navidad’, que sin lugar a dudas, la estética y las peculiaridades de sus películas ha logrado conseguir la adicción de infinidad de personas que tienen marcado el estreno de cada cinta del director en rojo en el calendario. 

    Pero la tierra rellenaba el hueco de una tumba cuya lápida e inscripción se estaban terminando de pulir. Y es que después de sus últimas películas: ‘Sombras Tenebrosas’,’La Novia Cadáver’ o ‘Sweeney Todd’ no es para menos. El fin de Tim Burton divisaban  algunos. La decepción de sus últimos trabajos parecía marcar la cita final en su lápida, pese a que incluso con la aparatosidad y artificio de sus obras más frustradas había recaudado lo suficiente para comprar todo el cementerio donde iba a ser enterrado. Todo estaba preparado. Todo menos el cadáver, que a la espera de confirmar la falta de pulso en “Frankenweenie”, su película terminal para ratificar el talento póstumo. Pero la vida parecía florecer cuando otros seguían echando arena, polvo y grava encima de su supuesto cadáver. Nadie ha filmado antes un largometraje en stop motion en blanco y negro, teniendo la posibilidad de realizarlo en color, y lanzándose al 3D. Nadie ha conseguido resarcirse gracias a la misma obra que causó su despido en el pasado y ser recibido con los brazos abiertos de su verdugo. 

    Burton ha rodado su personal ‘Ed Wood’ animado, su nueva obra de culto desenterrando todo el cine fantástico clásico como si fuera el joven protagonista que hace sus propias películas, para buscar la pureza en la creación del cine. ‘Frankenweenie' nos trae de regreso a aquel chico de 26 años que hacía sus primeros cortos sin que el mundo alrededor entendiera sus experimentos. Entregada en una pasional y cadavérica bandeja de mortecina plata con una sentida reverencia a la figura de Vincent Price, proporcionada por Mr. Rzykruski, que nos revela el secreto del cine: en todo experimento el corazón también se considera una importante y vital variable. Mientras otros crean monstruos resucitando un pasado que murió hace tiempo, Burton al igual que Victor Frankenstien nos devuelve vida en estado puro y pura electricidad. 'Frankenweenie' es la chispeante, vibrante y sentida emoción donde se utiliza New Holland y su letrero a lo Hollywood como campo de experiencias cinematográficas. Burton saca su guadaña para seccionar las partes del cine fantástico y de terror que le interesan y construir un monstruo lleno de espíritu. Las piezas encajan y se podría encumbrar una pila funeraria de referencias, amontonada sobre el talento propio del cineasta.

    Burton nos demuestra su inimitable manera de sentir el cine, de convertirlo en un terreno propio y especial. Escribiendo su propia leyenda recapitulando todas las líneas del fantaterror para reunificarlas sin que una gota de sangre de su estilo se vea derramada. El director de 'Sleepy Hollow' sigue permaneciendo con nosotros, haciendo sus sueños realidad y decidido a imaginar por todos nosotros. Dejemos pues que se alce y nos muestre el camino con una de las más bellas, aterradoras y mágicas películas condenadas a vagar en la inmortalidad,  mientras siga existiendo electricidad, claro.

    Valoración: 8/10

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook