Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 30
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Golpe de Efecto' - Que vivan las arrugas

    Clint Eastwood no necesita carta de presentación. El lugar que se ha hecho durante estos años como actor (`La lista negra', 'En la cuerda floja', 'Poder absoluto'), y también como director ('Sargento de Hierro', 'Los puentes de Madison', 'Million Dollar Baby'), ha permitido ganarse un incuestionable y notable hueco en la historia del cine. La capacidad que tiene para impregnar de espíritu y personalidad a todos los personajes que ha caracterizado a lo largo de su carrera (el sargento Tom Highway, Frank Lee Morris o William Munny, entre otros) han ido convirtiendo poco a poco cada nueva película en un guiño a su pasado, pudiendo verse reflejado en ellas una evolución del propio mito, desde sus inicios hasta su vejez. Todas ellas unidas por una coherencia capaz de convertir a todos sus personajes en uno solo, y al que la gente siempre recordará como Harry el Sucio.

    Hace 4 años después de `Gran Torino`, Eastwood prometió no volver a actuar. Menos mal que no cumple su palabra y vuelve a darnos otra lección de cine, pero esta vez solamente como actor.

    En 'Golpe de Efecto' cede el testigo de director a Robert Lorenz, con el que ha trabajado en numerosas ocasiones como segundo de a bordo y demuestra ser el discípulo del ''malo'' de Clint. Cuenta una historia como lo haría él, con una trama con toques dramáticos, pero suavizada con el humor y la ironía de su protagonista, una visión sencilla, que no simple de las relaciones humanas y su búsqueda del sentimiento, que no del sentimentalismo.

    La película nace como antítesis a lo que plasmaba 'Moneyball: Rompiendo las reglas'. Si en la película protagonizada por Brad Pitt se ponía en evidencia de la evolución de un béisbol enfocado hacia los números, en 'Golpe de Efecto' nos encontramos con una exaltación del modelo tradicional. De cómo unos fríos números son incapaces de plasmar todo lo que se ve y el conocimiento que se adquiere a lo largo de años. Eastwood da vida esta vez a un viejo ojeador de béisbol que ve como su trabajo peligra por la presencia de un ambicioso compañero que pugna por el nuevo modelo. Hará un viaje para observar a una posible promesa, que con el respaldo de un viejo amigo, John Goodman ('Argo'), y acompañado por su hija, interpretada por una siempre magnífica Amy Adams ('Los Muppets') con la que guarda una fría relación, le ayudará a atravesar unos problemas de visión que dificultan su trabajo.

    El papel que interpreta Eastwood es como su cine de estilo clásico, porque ya no se hacen las cosas como antes, Eastwood no usa ni ordenadores, ni Ipad, ni IPhone, ni Ipod, su personaje es de la generación que todavía lee el periódico en papel. Una generación que desgraciadamente, se encuentra en peligro de extinción.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook