Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 17
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'La parte de los ángeles' - De whiskies con Ken Loach

    Año tras año un pequeño porcentaje casi inapreciable de alcohol se pierde en las barricas de whisky, siendo esa pérdida la clave que determina la calidad, en función de la antigüedad, de los diferentes licores. A eso se le llama la parte de los ángeles.

    Usando esto como símil se asimila mucho a la carrera del director británico Ken Loach que lejos de madurar y de servirse de su incuestionable experiencia, va perdiendo capacidad de convocatoria y convicción película tras película. Y es que el realizador ha entrado en un círculo vicioso bastante burgués por haberse acomodado y no innovar. Algo bastante paradójico si tenemos en cuenta que su discurso va encaminado hacia lo social, lo comprometido o lo combativo, como ya nos demostró en ‘Tierra y Libertad’, 'El viento que agita la cebada' o ‘Pan y rosas’.

    Cualquier seguidor del cine de Ken Loach, en cada película suya no se va a encontrar con nada que se leja del mundo y los temas que le preocupan constantemente: los problemas de las clases más desfavorecidas. ‘La parte de los ángeles, no es una excepción. El británico nos cuenta en esta comedia etílica, aunque de moderada graduación, la historia de Robbie, un chico de las periferias de Glasgow que está metido en una espiral de violencia de la que parece que no tiene salida. Es como una especie de maldición que se va transmitiendo de generación en generación en su familia. Pero el nacimiento de su hijo lo cambia todo. La condena a realizar unos servicios sociales le dará la oportunidad de conocer a unos nuevos amigos y una especie de segundo padre que lo ayudará a tratar de encauzar su vida, a enfrentarse cara a cara con su propia conciencia, y de paso a introducirlo en el mundillo de la cata de whiskies, algo que no se le da nada mal. Como parte de la condena se verá obligado a oír las consecuencias que tuvo la paliza que dio a un joven. El relato del chico y de la madre de este lo despiertan del letargo en el que se encontraba sumido y lo llevan a realizar una promesa a su propio hijo: “nunca más volveré a hacer daño a nadie”. Es entonces cuando se tiene que enfrentar con su propia conciencia; es ahora cuando puede demostrar que también para él es posible la redención; es ahora cuando tendrá que demostrar que puede romper con la maldición que había heredado de su padre, quien no pudo darle una vida mejor. Sea del modo que sea, su hijo no tendrá que seguir sus pasos.

    Valoración: 7/10

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook