Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 25
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Lobezno Inmortal' - Logan, más vulnerable que nunca

    Desde que Christopher Nolan reventara las salas de cine con 'El caballero oscuro’, las adaptaciones de superhéroes se han convertido en el caballo de batalla de las productoras estadounidenses de cara a recaudar pasta gansa. Ante tanta saturación, el espectador pide algo más que unos meros efectos especiales y escenas de acción. Exige que haya una trama más elaborada que la simple historia de un tipo con superpoderes que luche contra un villano mientras se producen infinidad de explosiones en los alrededores.

    Brian Singer ya empezó a sentar las bases de lo que sería la actual gallina de los huevos de oro con su estimable adaptación de los X-Men, filme que ya contenía un guión con cierto peso en su primera parte, pero que a continuación fue perdiendo fuerza. Además sirvió para lanzar al estrellato al australiano Hugh Jackman, protagonista de ‘Lobezno Inmortal’.

    Tal fue su éxito que no tardó demasiado en aparecer las esperadas secuelas, precuelas, y spin off de esta visión de la franquicia de Marvel. Hugh Jackman (‘Los Miserables’) encarnando a Lobezno es tan carismático como valor seguro de cara a triunfar de nuevo en taquilla; el problema es a la hora de construir una historia que no sea tan ridícula como la primera parte de la saga de esta mutante de origen canadiense, ‘X-Men: Orígenes: Lobezno’. 

    En general, cuanto las viñetas pasan del  cómic a la gran pantalla hay que echarse temblar. Después del triunfo que supuso la primera película de X-Men en el año 2000, parece que la factoría Marvel se ha propuesto, casi como un imperativo moral y torturar al público con tres o cuatro películas de superhéroes al año, auspiciadas por un Hollywood en serio declive creativo. A las cintas de ‘Daredevil’, ‘Elektra’, ‘Hulk’, o ‘Los cuatro fantásticos se le une las dos protagonizadas por Lobezno. 

    La cinta recoge la historia de Logan justo donde terminó en la última entrega de 'X-Men' y presenta al héroe devastado por la muerte de Jean Grey, a la que recuerda mientras vive escondido en la montaña sin dejarse ver por la civilización. Su aislamiento termina con la llegada de un encargo especial: Logan deberá viajar a Japón para despedirse del moribundo Yashida (Haruhiko Yamanouchi), soldado al que Logan conoció en la II Guerra Mundial y convertido ahora en un importante magnate. Para agradecer que le salvara la vida en Nagasaki le hace un singular ofrecimiento: el mutante podrá volverse mortal siempre y cuando se comprometa a proteger a la nieta de Yashida, Mariko (Tao Okamoto), a la que la mafia japonesa quiere aniquilar. 

    Este filme es un proyecto derivado de la cabezonería y de la nobleza de un Hugh Jackman empeñado en querer cerrar viejas cicatrices con la misma rapidez que Logan en las viñetas. El australiano la salva de la quema, ya que es el Lobezno perfecto y lleva el peso de una película que entretiene lo suficiente como para que, aunque dos horas le vengan algo grande, tampoco de la dosis de X-Men necesaria hasta que Bryan Singer traiga, el verdadero espectáculo en 2014 con 'Days of future past'. 

    Tras los créditos espera alguna sorpresa de lo que puede deparar este nuevo filme que reúne a los actores de ‘X-Men Origins’ y ‘X-Men’, además de otros como Omar Sy (‘Intocable’) o Peter Dinklage (Tyrion Lannister en ‘Juego de Tronos’).

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook