Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 02
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Maléfica' - Recuerdos del pasado

    Darth Vader no está solo. Otro villano icónico de la cultura pop recibe un tratamiento biográfico en forma de precuela, para lavar su imagen y demostrarnos que en el fondo es un ser de buen corazón que cayó en el lado oscuro impulsado por las circunstancias. En este caso, Maléfica, la villana del clásico animado de Disney 'La Bella Durmiente', aquella mujer violácea más mala y maquiavélica que tu suegra, que podía convertirse en dragón y lanzaba hechizos y conjuros es quién se muestra en este filme de una forma edulcorada: un hada alada caída de desgracia, resentida por la obra y gracia de un ser humano, a la que hacen alternar entre malvada y heroína.

    En 'Maléfica' se nos cuenta la historia de esta mujer desde que esta era pequeña. Ella vivía en un reino al que el hombre tenía vetado el acceso, un mundo de elfos, hadas y demás maravillas, y amaba a los animales, la naturaleza… Maléfica era buena y feliz hasta que entró en contacto con los seres humanos, que se aprovecharon de ella y así, poco a poco, le enfriaron el corazón. Por lo que decidió así vengarse del rey que la había convertido en quien ahora era lanzando la conocida maldición sobre su recién hija nacida, Aurora.

     Sumándose a otra nueva moda de sex-symbols que al llegar a los cuarenta les agarra por hacer de brujas, Julia Roberts y Charlize Theron fueron recientemente las némesis de Blancanieves en un par de films, Angelina Jolie vuelve a las pistas después de haberle dado a su carrera un ritmo más pausado, para poder concentrado en su rol de ama de casa. Esta vez fue ella quien dejó a Brad Pitt en casa cuidando a la prole, ella empuña el cayado, se calzó la ornamente para que su mera presencia e interpretación de la autoproclamada “Señora de Todos los Males” sea el punto más alto de la película, además del aspecto visual. Por otro lado, la historia y los personajes no están a la altura de este último, que como ya sucediera en las dos recientes versiones de Blancanieves o en la versión de Tim Burton de 'Alicia en el País de las Maravillas' le añaden al cuento batallas épicas con ejércitos de bestias que sobran.

     Es muy interesante cómo la película se pasea con elegancia por el estrecho filo que separa lo mágico y encantador de lo mágico y terrorífico. Las apariciones de Maléfica es lo mejor de filme, pero su día a día de señora de las hadas que sigue de cerca los pasos de Aurora se hacen bastante pesados. No ha supuesto el acierto que un personaje como este podría significar. Parece que la película se haya quedado en un “casi lo conseguimos”, y así, casi elevan a Maléfica a la categoría de personaje inolvidable, pero, aún teniendo ya película propia, Maléfica sigue sin ser la mejor mala de Disney. Cabe esperar que la industria del ratón comience a realizar este tipo de obras con el afán de llenarse el bolsillo aludiendo a los recuerdos pasados, en lugar de crear nuevos.

     

      

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook