Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 27
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Monuments Men' - Una oportunidad histórica desaprovechada

     El cine, dentro de sus muchas virtudes, cumple una importante función narrativa y de divulgación al plasmar en pantalla historias que de otra manera, difícilmente tendrían la repercusión que de una manera u otra merecen. El expolio y robo de nuestra cultura por parte del ejército nazi, y su posterior repercusión gracias al ejército aliado, que pese a todo se repartió el botín como buenamente quiso, es en esta ocasión el centro de un relato que busca homenajear a algunos de esos soldados desconocidos que lucharon, sufrieron y, en ocasiones, perdieron la vida en uno de los episodios más funestos de nuestra historia.

    George Clooney (‘Gravity’), protagonista, director, productor y guionista, busca con su última película recordar con honor y cariño la difícil labor que llevaron a cabo un grupo de anti-héroes obligados a vencer a las vicisitudes de la contienda para lograr un objetivo más que loable: salvaguardar los restos de nuestra cultura de la barbarie destructora de la desquiciada avaricia del ser humano. Porque la cultura, como expresión de nuestras pasiones, creencias y amores, es una de las bases sobre las que se cimienta nuestra sociedad, un recurso finito pero de proporciones grandiosas en lo que a importancia se refiere. Al fin y al cabo, la cultura de un pueblo, es su manera de entender la vida y afrontarla. Ese mensaje, es una de las mayores virtudes de ‘Monuments Men’, una película que pese a aspirar a grandes logros, se queda en pequeños detalles de calidad.

    Los nazis son el enemigo ideal. Además de la barbarie causada, expoliaron obras de arte, quemando muchas de ellas, especialmente aquellas conocidas como “arte degenerado”. Pero no fueron los primeros. Ingleses, franceses, españoles, estadounidenses… Todos los pueblos, aprovechando las guerras o las expediciones “civilizadoras”, cogieron lo que no era suyo. Y destruyeron lo que no entendían. Muchos de los museos más prestigiosos del mundo están erigidos sobre cimientos robados. ¿De quién son las obras de la Antigua Grecia o el Antiguo Egipto que llenan el Museo Británico?, ¿Y si pagas por una obra, sacándola de su contexto para llevarla al MET de Nueva York?. Clooney se envuelve en la bandera estadounidense para contar una verdad a medias y el resultado es el de una película hipócrita.

    Para ello pretende convertir su obra en una película de aventuras de cuño clásico reuniendo un grupo de personajes variopintos (arquitectos, conservadores, expertos en arte…) que se calzan las botas militares y se ponen el fusil al hombre. Todo ello interpretados por un reparto de lujo: Bill Murray (‘Los cazafantasmas’), Matt Damon (‘Elysium’), John Goodman (‘Argo’), Bob Balaban (‘Truman Capote’), Jean Dujardin (‘El lobo de Wall Street’) y Cate Blanchett (‘Blue Jasmine’). Pero en ocasiones ni el talento del reparto es capaz de sacar adelante una cinta que más allá del chascarrillo humorístico puntual, carece de transcendencia, de conflicto, de tensión.

    En definitiva, Clooney ha desperdiciado una oportunidad fantástica para hacer algo totalmente diferente de a lo que películas sobre la Segunda Guerra Mundial se refiere. ‘Monuments Men’ acaba resultando una “americanada” muy poco atrevida que no se puede clasificar ni como drama ni como comedia. A pesar de partir de una historia muy interesante no consigue reflejarlo correctamente por lo que demuestra que para hacer una buena película, no solo basta con comprar los derechos de autor de un libro atractivo, sino que la adaptación y la realización deben tener la calidad suficiente para que el filme no se quede corto, y en esta ocasión, George Clooney no ha conseguido dar la talla. Tenía en sus manos la posibilidad de hacer su canto de cisne como director, pero la ha desaprovechado. Una lástima, esta cinta en manos de maestros como Spielberg (‘Lincoln’) o Eastwood (‘Golpe de Efecto’) hubieran sacado oro hasta debajo de las piedras.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook