Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 09
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'The Master' - Paul, tú antes molabas

    El Maestro, La Causa, El Libro I, El Libro II. Así de simple es la retórica de la secta fundada en los años 50 por Lancaster Dodd, el “gran pope” retratado en esta cinta por Philip Seymour Hoffman que ya puede hacer a Truman Capote, de un agente de la CIA en ‘La Guerra de Charlie Wilson’ o de una especie de Luis Aragonés en ‘Moneyball'. Siempre lo borda.

    Paul Thomas Anderson vuelve al ruedo del que no formaba parte desde 2007. Curiosamente desde ‘Pozos de Ambición’, filme por el que estuvo nominado y le valió un Óscar a su protagonista Daniel Day-Lewis (que dentro de poco maravillará en ‘Lincoln’), en una historia que también trata la religión. En este caso la Iglesia Pentecostalista. El director aborda esta vez el tema de las nuevas religiones, aunque no llega a mencionarse en las poco más de dos horas de duración la palabra Cienciología. Es un secreto a voces que el protagonista se inspira en L. Ron Hubbard, el fundador de esta “filosofía de vida” muy seguida en Hollywood por figuras de la talla de Tom Cruise o John Travolta.

    'The Master’ narra las peripecias y vivencias de Freddie Quell, interpretado por un desaparecido y genial Joaquin Phoenix (‘En la cuerda floja’), un veterano de la Segunda Guerra Mundial traumatizado tras la experiencia en el combate. Elabora un cóctel explosivo capaz de hacer tumbar a un elefante y se dedica a hacer fotografías en un centro comercial. Por pura casualidad un día se encuentra con Lancaster Dodd, un médico y filósofo esnob que se mueve entre las burguesía estadounidense e inglesa y que crea de la nada una secta religiosa. La química entre ellos les hace ir de la mano, hasta que Freddie empieza a dudar sobre las convicciones de su amigo.

    El mayor problema de la película es que nos encontramos ante una historia que no se decide a definirse, y eso que Anderson tenía todos los ases en su mano para hacer póker: una de las películas que podía haber sido de las más impactantes del año (y eso que llevamos apenas una semana), la Cienciología, el valor de la firma del director y un reparto de lujo (los ya mencionados Philip Seymour Hoffman y Phoenix, a los que le acompaña una discreta y estupenda Amy Adams, ‘Golpe de Efecto’, ‘Los Muppets’).

    Esta historia de manipulación, fanatismo y sumisión se adaptaba perfectamente a las coordenadas opresivas, intensas y asombrosas del autor de otras cintas del director como ‘Magnolia’ o ‘Pozos de Ambición’. Y ahí es donde el espectador durante el visionado de la película se dará un golpe contra la pared, donde se preguntará qué hace viendo una película que va tan a la deriva, en la que no hay ni la más mínima implicación ni interés. Observando y valorando la cinta, ésta te avisa de lo que va a suceder desde la primera imagen donde se ven unas olas de color azul-turquesa: la película es pura marejada.

    La película triunfó en la pasada edición del Festival de Venecia logrando el León de Plata a la Mejor Dirección y el Volpi al Mejor Actor logrado conjuntamente por Philip Seymour Hoffman y Joaquin Phoenix. Puede que la película hiciese historia en la ciudad italiana, pero sin lugar a dudas, no pasará a la historia en el mundo del cine. Una pena decir esto de un director que ha hecho ‘Sidney’, ‘Boggie Nights’, ‘Magnolia’, ‘Puch-Drunk-Love’ o ‘Pozos de Ambición’. Paul, tú antes molabas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook