Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 26
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Tipos legales' - Cualquier tiempo pasado...

    Al Pacino, Christopher Walken ('Siete psicópatas') y Alan Arkin ('Argo'). Tres grandes nombres, tres actorazos que vienen desde hace décadas trabajando y cada uno tiene en Hollywood un lugar privilegiado que han sabido ganarse. Pero si hay algo que nadie puede vencer, es el paso del tiempo. Los ejercicios nostálgicos suelen tener un buen recibimiento. Jugar con los recuerdos, las viejas glorias... Nos gusta a veces anclarnos en el pasado y la moda retro, y es que como decía el poeta Jorge Manrique, cualquier tiempo pasado fue mejor.

    Con esta premisa, nos llega 'Tipos legales', donde tres gángsters, ya retirados, rememorarán por última vez sus viejas correrías, mientras terminarán un último trabajo pendiente.

    El filme nos cuenta la historia de un ex-criminal que sale de la cárcel tras cumplir casi 30 años de condena, el mismo día en que sale es recogido por su amigo y antiguo socio (Walken), que básicamente tiene la orden de eliminarlo por parte de una familia mafiosa si no quiere caer él mismo. Los dos amigos, y otro al que sacan de una residencia, van a pasar una última gran noche juntos, en la que no va a faltar el tiroteo de turno y la típica visita al burdel que se hace cuando uno sale de la cárcel, o de una residencia. 

    'Tipos legales' se vende gracias a su trío de ases (Pacino, Walken, Arkin). El guión es de lo más mediocre, y salvo alguna excepción, no deja de ser un refrito de cosas demasiado vistas. Culpa de esto también la tiene su director Fisher Stevens, que realiza una dirección muy torpe de la que no se puede destacar nada.  Eso sí, hay que decir que por lo menos, y gracias a sus protagonistas, la cinta se deja ver y no se hace pesada, y el carisma de Walken y Arkin consiguen sacarte una sonrisa de vez en cuando, ya que si no fuera por ellos no dejaría de ser un telefilme más. Es una pena ver como grandes nombres pierden tiempo y prestigio con tonterías como ésta, pero ya sabemos que un cheque es un cheque. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook