Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿No la has visto todavía? - 'El último voto'

    Con la mirada puesta en un día como hoy en las elecciones de los Estados Unidos de América, una película ideal para hacer más corta la espera de los resultados es ‘El último voto’. Una cinta que se presenta como una ácida crítica al panorama político estadounidense: a los partidos políticos, al bipartidismo existente, a los medios de comunicación y al electorado. Una sátira que se puede extrapolar a otros países como es el caso de España, donde la situación política se le asemeja al gigante norteamericano.

    Kevin Costner es Bud Johson, un paleto sureño incapaz de conservar su empleo ni de cuidar de su hija de doce años, Molly. Su único interés es la cerveza. No le interesa la política. No está inscrito en el censo electoral. Es una especie de Homer Simpson, hasta que su hija le inscribe para que vaya a votar y poder hacer un trabajo sobre las inminentes elecciones presidenciales. Bud no acude a las urnas y ella decide votar por él a hurtadillas, pero debido a un error informático hace que ese voto no se emita válidamente y atrase las elecciones que están muy igualadas. La vida de Bud cambiará por completo. La presidencia estadounidense se decidirá por el resultado del condado en el que vive Bud, donde hay un empate. Su voto será decisivo y será el que siente a uno de los dos candidatos en la Casa Blanca.

    Fiel al principio de "un hombre, un voto" y la utopía de que "un voto puede ser decisivo" llevado a sus últimas consecuencias, el espectáculo está garantizado. Los medios de comunicación de todo el mundo se aglomeran ante la casa de Bud, al más puro estilo de la prensa rosa, y los candidatos presidenciales se trasladan a su pueblo para intentar obtener su voto, dispuestos a hacer cualquier cosa para lograrlo.

    Bajo este prisma, ‘El último voto’ parece una película innovadora, rompedora de moldes, revolucionaria, distinta. Tiene unos ingredientes que la puede convertir en una película que se recuerde una vez hayan pasado los años, pero para conseguirlo, esa idea tiene que ser explotada a la máxima potencia. Cosa que no hace. Una pena ya que en los tiempos que corren, en los que estamos hartos de este capitalismo autodestructivo y de un sistema político bipartidista que protege siempre a los que más tienen. En lugar de ofrecer una película que propongan un cambio a un sistema agotado, injusto y del siglo pasado, nos encontramos con esta película que se ‘’mal disfraza’’ de revolucionaria.

    Vota a republicano o demócratas. Esa es tu obligación como ciudadano de bien, es tu deber. Con tu voto eres participe de las decisiones de tu nación, tu eres el que mandas. Ese es el mensaje que transmite ‘El último voto’. ¿Acaso se supone que no hay más partidos?, ¿ o es que nos tenemos que conformarnos con votar al partido A o al partido B?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook