Blog 
Ópera Prima
RSS - Blog de Diego R. Moreno

El autor

Blog Ópera Prima - Diego R. Moreno

Diego R. Moreno

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos” - Heinrich Heine (1820)

Sobre este blog de Cine

O.P: En jerga cinematográfica, dícese de la primera obra de un director. Trata al cine con una visión personal y cercana, tanto el de cartelera como el ya pasado. Recomendando las películas de las carteleras y otras para ver en un día de estar en casa.


Archivo

  • 05
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ‘Zero Dark Thirty’ - ¿El fin justifica los medios?

    El 11 de septiembre de 2001 se cometieron una serie de atentados terroristas en Estados Unidos a manos de miembros de Al-Qaeda. La destrucción del World Trade Center y la muerte de 3.000 personas fue el “casus belli” de la guerra de Afganistán y supuso un cambio en el panorama internacional donde Osama Bin Laden pasó a ser el hombre más buscado del planeta. No hay tiempo para hablar con los heroicos supervivientes de la tragedia, ni para valorar los diversos estudios sobre la resistencia del acero de las vigas de las Torres Gemelas, ni para hablar sobre las diversas hipótesis sobre el atentado causado contra el Pentágono, ni de los mártires del vuelo United 93. Todo es caos, destrucción y sufrimiento que se presenta a través de documentos sonoros y pantalla en negro porque el horror hablar por si solo.

    Así es como empieza ‘La noche más oscura’ del nuevo trabajo de la oscarizada Kathryn Bigelow, directora de ‘En Tierra Hostil’. Este filme cuenta como fue la operación para capturar al enemigo número uno en una polémica cinta que da a luz poco después de un año de su muerte cuando el cadáver está aún caliente.

    Zero Dark Thirty, nombre original de la película, es una jerga militar para referirse a las 00:30, hora en la que se capturó a Bin Laden. La oscuridad del título se hace notar desde su comienzo. Otra de las complicaciones de este thriller es el riesgo al tratar un hecho tan reciente en el que cuya totalidad de acciones aún no está del todo claro pero poco importa. La tensión es una de las protagonistas durante los 157 minutos tratados con la misma destreza que en ‘The Hurt Locker’, en donde prescinde de una conclusión final, en detrimento de mostrar los medios que se utilizaron para lograr ese fin.

    Ese objetivo, como es bien sabido por todos, se logró. Sin embargo, Bigelow mira y analiza el camino recorrido en todo ese tiempo (mostrando imágenes del 7J y sin llegar a mencionar el 11M), y descubre un sendero plagado de trampas y secretos. Empleando un lenguaje cercano al documental, dramatiza la obsesiva persecución llevada a cabo por la CIA, mientras arroja dardos al espectador en forma de conflictos morales y éticos. No es una película para mantenerse impasible. Se trata de una obra que obliga al espectador a involucrarse y tomar partido ante las barbaridades cometidas, justificándolas o denunciándolas; comprendiéndolas o renegando de ellas. Sin embargo, no hay que engañarse. No nos vamos a encontrar con un relato antipatriótico (tampoco ondea la bandera de las barras y estrellas). Los dardos lanzados duelen pero no hieren de gravedad. Busca lavar sus manos de sangre y por el camino deja varios títeres ilesos cuyas cabezas deberían haber rodado.

    La brutalidad del relato, se centra en su protagonista, Maya, interpretada de forma sublime por Jessica Chastain (‘El árbol de la vida’), que sobresale sobre los demás, acompañada de un reparto de lujo con estrellas de la talla de Kyle Chandler (‘Argo’) o Mark Strong (‘El topo’) o el mismísimo Tony Soprano, James Gandolfini. Y es que este personaje ficticio no solo tiene la complejidad de representar la obsesión de una persona, sino de describir la paranoia de toda una nación.

    La opción de capturar con vida a Bin Laden nunca se contempla. No hay clemencia alguna, ni siquiera cuando está abatido, todos fueron rematados tratase de quien se tratase. No hay ningún héroe que vele por un valor moral. Se trata todo el rato de matar a Bin Laden.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook