Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 16
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tenerife Nacional

    'El hombre más buscado' - Gigante Philip

     

    La sensación es poderosa. Sucede de inmediato, nada más arrancar el relato, esa respiración, esa mirada triste perdida entre fotografías, ese vaso de whisky medio lleno. Un nudo en la garganta que no desaparece a lo largo de las dos horas que dura 'El hombe más buscado', ni la hipnosis que provoca, siempre lo ha hecho, su presencia, esa manera de moverse, esa manera de observar, esa manera de meterse en la piel de cualquier personaje haciendo fácil lo que, para la mayoría, roza lo imposible. Tiene algo de hermoso que esta adaptación de la novela de John le Carré sirva para despedir al mejor actor de su generación. Con mucha diferencia. Un protagonista absoluto, reinando por encima de un reparto de alto voltaje, una despedida a la altura de su nombre. Philip Seymour Hoffman. Y llena, inunda, la pantalla en cada uno de los minutos en los que su Günter Bachmann aparece en escena, deslumbra con otro recital de los que regalaba casi sin descanso, apabulla con su meticulosidad, su sensibilidad, su capacidad de desaparecer tras un personaje que parecía escrito a su medida.

     

    Su interpretación merece el primer párrafo de cada comentario que reciba una película que, por otra parte, contiene otras virtudas dignas de ser observadas más allá del huracán Hoffman. Anton Corbijn, director con una personalidad bastante interesante, transforma una sucia y oscura Hamburgo en un tablero de ajedrez en el que los movimientos bruscos e inesperados brillan por su ausencia. En tiempos de thrillers trepidantes, en los que la B de Bond se confunde con la de Bourne, sorprende encontrar un ejercicio de autocontrol expresivo y narrativo tan arriesgado, una demostración de elegancia y temple dentro de un género muy poco acostumbrado a esta tensión silenciosa. Las escenas de acción más reconocibles se sustituyen por conversaciones en antros de mala muerte, las explosiones por interrogatorios donde los silencios cuentan más que las palabras y las sorpresas de última hora por coherencia tan deprimente como realista. Todo ello sin perder una elegancia total en la forma, una factura impecable y un conjunto de intérpetres que aseguran siempre un extra de calidad final, demostrado en cada una de las escenas que comparten la maravillosa Robin Wright y Seymour Hoffman. 

     

    Puede que, a pesar de todas sus virtudes, Corbijn confunda en no pocas ocasiones la contención con una frialdad excesiva, creando algún pequeño bache de ritmo, pero 'El hombre más buscado' se las apaña para esquivar problemas mayores. Todo en ella huele a apuesta segura, caballo ganador en forma de thriller clásico más atento a su público adulto que a los jóvenes que busquen adrenalina. Lo que sí que encontrarán todos será a un actor que vivió en permanente estado de gracia, que deja para el recuerdo un puñado de interpretaciones memorables, antológicas, una carrera en la que hasta la más mínima propuesta encontraba grandeza a través de él. Duele pensar que no habrá más Philip Seymour Hoffman, más allá de su secundaria presencia en las próximas entregas de 'Los juegos del hambre', que no volveremos a encontrarnos en una sala de cine con esos ojos que escondían tanta melancolía y, al mismo tiempo, despertaban tanta ternura. Una última parada para, desde nuestra butaca, observar a un talento puro, un genio. Un gigante. 

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook