Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 19
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    moviles
    smartphone
    Android
    xiaomi
    huawei

    'Guardianes de la galaxia' - Plata y oro

     

    No falla. Todos los años se termina colando entre lo mejor de la temporada cinematográfica alguno de los muchos blockbusters que llegan a nuestras carteleras a lo largo de los doce meses. La hazaña corresponde a una superproducción que consigue el más difícil todavía, obtener éxito mundial en taquilla y demostrar una sensibilidad, un carisma, una categoría mayor que el resto. Y no es sencillo. O quizás sí. La cuestión es que la superpoblación de cintas de estas características en la última década puede que nos haya hecho perder cierta perspectiva, que veamos virtudes sobresalientes en películas que, en otro caso, no pasarían del aprobado alto. Algo de ese miedo había tras comprobar el entusiasmo general que habían despertado estos 'Guardianes de la galaxia' tras su estreno. ¿La mejor película de Marvel? ¿El nuevo 'Star Wars'? ¿La mejor propuesta del verano? Titulares elevados a la máxima potencia que nos hacían mordernos las uñas por impaciencia y, al mismo tiempo, levantar las cejas por la duda de hasta que punto el hype estaría justificado. Tampoco ayudaba demasiado los prejuicios de aquellos que estamos fuera del universo del comic, el peligro de la saturación de propuestas 'marvelianas' en los últimos años y lo extraño que se hace cambiar a Iron Man por un árbol gigante o a Hulk por un mapache con pistolas. Pequeños 'peros' previos que se han terminado convirtiendo en aplausos rendidos ante una de las películas del año. Tal cual.

     

    Lo que ha conseguido el director James Gunn es equiparable al triunfo que supuso 'Los Vengadores' de Joss Whedon, es decir, dar forma a un espectáculo de primera categoría sin esquivar un sello de autor que impacta, aún más, dentro de un universo tan medido al milímetro como el de las distintas fases de Marvel. Su cariño desmedido hacia estos cinco personajes repletos de carisma y personalidad se contagia de manera inevitable dando forma a una montaña rusa repleta de nostalgia, acción, humor y sensibilidad. Nada falta y nada sobra a una propuesta que consigue convertir sus posibles contras (el desconocimiento general de sus protagonistas frente a los del resto de sagas del género, el delirio de alguno de sus momentos) en sus mejores virtudes. Aquí no hay superhéroes sino perdedores que intentan encontrar su sitio, superar sus traumas y redescubrir el sentido de la amistad mientras completan la misión de salvar la galaxia. Una historia ya conocida que, sin embargo, está tan llena de encanto, sentido del espectáculo  y maravilla visual que termina sonando nueva, disfrutando al completo de la experiencia de conocer nuevos planetas y vivir todo tipo de aventuras con esta panda de locos que terminan conquistándote por completo. 

     

    A la espera del regreso de los Vengadores, cinta que continúa siendo el mayor logro de la compañía, 'Guardianes de la galaxia' logra una medalla de plata que sabe a oro, un regalo inesperado en el que, partiendo de una banda sonora maravillosa, se establece un vínculo en forma de homenaje a un tipo de cine del que ya no se hace. Una experiencia que te permite salir del cine felíz, reencontrarte con el espectador que fuiste de niño, disfrutar de una aventura de las de toda la vida con el extra del impresionante acabado técnico que permite la actualidad. Marvel, compañía en la que muchos no veíamos más que intereses puramente económicos, ha terminado descubriéndose como una fuente inagotable de películas que, si bien no siempre consiguen los resultados esperados, garantizan un compromiso total con el espectador, un respeto total a sus personajes, un riesgo aceptado donde tradición y novedad se dan la mano para intentar ofrecer algo diferente constantemente. Y 'Guardianes de la galaxia' es el mejor ejemplo de ello. En diciembre, a la hora de hacer la lista de turno con lo mejor del año, estoy seguro de que Quill, Rocket, Groot, Gamora y Drax se terminarán colando. Porque le echan morro, porque son los más raros, los más divertidos, los más entretenidos, los más pirados, los más pringados. Y los más geniales. Que vuelvan pronto. 

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook