Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 27
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Men in Black 3' - El paso del tiempo

     

     
    Diez años es mucho. Demasiado. El paso del tiempo, tan sutil como trepidante, no cuenta con medidas exactas, ni conciencia plena, por lo que cuando uno se da de frente contra el, poco puede hacer más que analizar el tramo transcurrido y las consecuencias presentes. 'Men in Black 3' aparece una década después de su infravalorada segunda entrega para hablar, extraterrestres aparte, de esto, del tiempo. Y no solamente se incorpora en la trama una serie de viajes temporales que beben más de los productos televisivos actuales, 'Mad Men' en la estética y 'Lost' en efectismo, que en la fantasía tradicionalista de H.G Wells, sino que se utilizan para otorgar una dimensión emocional que a estos hombres de negro les viene demasiado grande, tanto como los años pasados desde la penúltima aventura de los agentes J y K. Aquellos que disfrutamos con la primera película de la trilogía nos enfrentamos a una nueva historia que sorprende por la falta de chispa cómica,la torpe narración de un irregular guión y el desencanto general que trasmite, algo más grave si observamos que entre sus responsables se encuentran Steven Spielberg como productor y  Ethan Coen como uno de los guionistas.
     
    En donde apenas se pueden observar fisuras, algo normal en un producto de estas características, es en sus escenas de acción, brillantes en planteamiento y desarrollo, especialmente representativo en un clímax final que roza constántemente el exceso pero que termina por inclinar la balanza del lado de la aventura clásica más reconocible, haciendo notar la participación de Amblin en la producción de la cinta. Sin embargo, el resto de metraje sufre de esa profundidad dramática que se agradece en lo que respecta a la madurez adquirida pero que resta cuando se combina con unas escenas cómicas que no terminan de despertar algo más que ligeras sonrisas, especialmente si el espectador es cómplice de la jugada. Will Smith, esforzándose todo el tiempo en hacer de Will Smith, y un Tommy Lee Jones absolutamente secundario, se ven acompañados por una testimonial Emma ThompsonJosh Brolin, auténtico descubrimiento de la película, otorgando carisma y ternura al K del pasado. Lástima que su interpretación se vea contrarestada con el personaje de Michael Stuhlbarg, absolutamente irritante e insoportable. 
     
    El director Barry Sonnenfeld, responsable de las dos entregas anteriores, es el único por el que parece que el tiempo no ha pasado. Los movimientos de cámara imposibles y su capacidad para combinar la acción más trepidante con primeros planos puramente 'Coenianos', creando una sensación de épica de serie B, continúan deslumbrando y divirtiendo, a pesar de la reiteración. Su labor es una de las grandes virtudes que presenta 'Men in Black 3', una película que se siente similar a esas visitas que hacen amigos de toda la vida a los que hace mucho tiempo que no ves. Puedes sentir el encanto, identificar los tics personales, el efímero encanto de las cosas vividas pero, al mismo tiempo, notas como parte de la magia original se ha disipado. A lo mejor te has hecho mayor. Puede que tus recuerdos estén sobrevalorados. O quizás es que diez años es mucho tiempo. Demasiado.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook